sábado 27 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Los desafíos que enfrenta Latinoamérica

Compartir

La democracia en Latinoamérica está en deterioro y con un alto riesgo de que las instituciones que promueven la libertad, la justicia y la igualdad se acaben o transformen para dar paso a instituciones indiferente con las brechas sociales, la libertad de los ciudadanos, los derechos humanos, las minorías étnicas, el derecho a la propiedad privada y a la libertad de prensa.

El mayor desafío que tiene la región es disminuir la desigualdad. Este mal de la región desde la época de la conquista está generando en el siglo XXI un descontento general, con énfasis en los jóvenes quienes no tienen oportunidades para su desarrollo social. Aunque América Latina redujo la desigualdad antes de la pandemia, sigue siendo la región más desigual del mundo. En 2020 el índice de Gini, que sirve para calcular la desigualdad de ingresos que existe entre los ciudadanos de un territorio fue de 0,464 en América Latina y 0,552 en Colombia, la peor en la región (siendo 0 la máxima igualdad en la que todos los ciudadanos tienen los mismos ingresos y 1 la máxima desigualdad en la que todos los ingresos los tiene un solo ciudadano). La brecha social entre ricos y pobres se ha aumentado por los efectos negativos sociales y económicos de la pandemia en los últimos años.

El descontento provocado en gran medida por la desigualdad, la falta de oportunidades y por la corrupción ha generado un sentimiento contra el establecimiento, provocando marchas y protestas a lo largo de la región, y generando oportunidades a discursos populistas que se han tomado el poder en varios países, sin importar si son ideologías de izquierda o de derecha. Al final estos nuevos “liderazgos” que “traen la receta” para cerrar las brechas sociales han resultado ser en muchos casos peor que la enfermedad, mermando las instituciones y poniendo en serio peligro a nuestras democracias.

Por tanto, debemos exigir como ciudadanos y ser partícipes de un cambio en el que el Estado genere mejores condiciones al sector privado para desarrollar industrias y generar empleo formal, de largo plazo e incluyente, así como políticas públicas que mejoren el acceso a los derechos básicos y con calidad a los más pobres.

JORGE GUZMáN

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad