sábado 23 de enero de 2021 - 12:00 AM

Trump no está por encima de la ley

Un juicio puede polarizar más en el corto plazo, pero traerá estabilidad y fortalecerá la institucionalidad en el mediano y largo plazo.
Escuchar este artículo

Nadie está por encima de la ley, sin importar el cargo que ocupe o el poder que tenga. Por eso el segundo juicio político que el Congreso de Estados Unidos está haciendo en contra de Trump por provocar la toma del Capitolio el 6 de enero y que fue un atentado interno contra la institucionalidad y la democracia de ese país es un acierto y un ejemplo. La Cámara de Representantes, incluyendo 10 Republicanos, votó a favor. Ahora el Senado tiene la última palabra y requiere de los 50 Demócratas y al menos 17 Republicanos para condenar a Trump.

La protesta y la libertad de expresión no está en cuestionamiento. El problema está en que Trump se ha basado en la mentira y teorías falsas de conspiración, alegando un fraude en las elecciones para provocar esta toma. Él usó todos los procedimientos legales que permitieran aclarar su legítimo derecho a dudar del resultado de las elecciones, estableciendo más de 50 demandas, las cuales fueron falladas en su contra y muchas de ellas por jueces republicanos que fueron nombrados durante su mandato. Era mezquino continuar con la mentira del fraude. Trump cruzó la línea cuando llamó al secretario de Estado de Georgia para exigirle que manifestara la nulidad del proceso, insistiéndole que él ganó las elecciones y que solo necesitaba 11 mil votos adicionales para cambiar el curso de la elección en ese Estado. Luego pidió a la multitud aglomerada en su discurso en tomarse el Capitolio. Sin embargo, el Congreso avaló los resultados del Colegio Electoral.

Algunos dirán que es una cacería política y que no tiene sentido hacer el juicio cuando él ya ha terminado su mandato. Otros argumentarán que en un país polarizado el juicio no es conveniente para la unidad que busca el país. Lo cierto es que la institucionalidad, la ley, el ejemplo de su cumplimiento por quienes tienen el poder debe prevalecer y quien se atreve a estar por encima de la ley, debe pagar sus consecuencias. Un juicio puede polarizar más en el corto plazo, pero traerá estabilidad y fortalecerá la institucionalidad en el mediano y largo plazo.

JORGE GUZMáN
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad