lunes 19 de abril de 2010 - 10:00 AM

Pasar de agache?

En medio de encuestas y candidatos presidenciales han pasado inadvertidas para muchos las declaraciones que le concedió el presidente encargado de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla a Yamid Amat en El Tiempo.

El magistrado salió con una innovadora propuesta para lograr el 'entendimiento' de esta Corte con el Ejecutivo en los cien días que le quedan al Presidente Uribe y, según él, 'poder llegar a acuerdos y dejar todo en paz'. Dice Arrubla que en esta disputa 'no tiene por qué haber vencedores y vencidos (…) Hay dos cosas concretas que están en el Congreso: una denuncia contra el doctor Yesid Ramírez, promovida por el ex alto consejero para la Paz Luis Carlos Restrepo, y otra del Presidente contra el doctor César Julio Valencia'. Es entonces cuando Yamid pregunta si el entendimiento consistiría en retirar esas dos demandas (sic) y Arrubla contesta: 'Sí, en aras del interés general del Estado, sin que discutamos quién tenía la razón'.

Comprendo que el doctor Arrubla sea un civilista eximio, pero ante todo es un abogado que debe conocer los asuntos generales que atañen a las diferentes áreas del derecho. Por eso sorprende que hable de retirar la denuncia en el caso de Yesid Ramírez cuando los delitos por los que se le investiga al magistrado en cuestión no soportan la posibilidad del ‘desistimiento’ de quien formuló la denuncia y deben ser investigados hasta el final por el juez natural a quien corresponda.

De allí  que pedirle al ex comisionado Restrepo que retire la denuncia contra el magistrado Ramírez sería tanto como si el gobierno le dijera a la Corte que no investigue más la 'yidis-política'. Ninguna de las dos cosas es posible, a menos que la propuesta de Arrubla incluya instaurar en Colombia una justicia selectiva al vaivén de las conveniencias políticas y en aras del 'interés general del Estado', o peor aún, que sea el reconocimiento público de que nuestra justicia está politizada ya y que basta con que dos poderes públicos ‘se hagan pasito’ y pasen de agache para 'dejar todo en paz'.

Lo de Arrubla plantea, finalmente, una grave contradicción frente a la posición inicial de Yesid Ramírez quien el 16 de junio de 2008, salió a los medios de comunicación para decir que 'exigía a quien conociera de un acto ilícito cometido por él, que lo denuncie ante la Comisión de Acusaciones', advirtiendo, renglón seguido, que estaría dispuesto a someterse a cualquier investigación.

Por eso decimos que pasar de agache frente a la justicia no es una opción para nadie, tanto menos para quienes por su majestad e investidura, deben dar el mejor de los ejemplos.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad