lunes 06 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Seguridad: el tema electoral

Ante la dispersión de la intención de voto en las principales ciudades del país, como consecuencia de que todavía faltan varios meses para los comicios regionales y el exceso de candidatos que se han metido en la puja, sólo una cosa queda clara: el tema de la seguridad ciudadana será fundamental en las elecciones. Así lo demuestran distintos sondeos y encuestas que se han realizado en los últimos días. Uno de ellos, el de Invamer, para la Revista Semana, muestra que en ciudades como Bogotá el 48% de los consultados creen que mejorar la seguridad es la prioridad. En Medellín un 43% estima igualmente que en ese punto debería concentrarse el próximo mandatario mientras en Barranquilla el 59% lo cree así, lo mismo que en Cali un 49% y en Bucaramanga un 28%, siendo en todas las ciudades el tema que más le importa a los electores.

Aunque, como lo mencionamos hace un par de columnas, no estamos tan inseguros como muchos lo perciben (el homicidio, por ejemplo, presenta una disminución en lo que va corrido de 2019), el cosquilleo y el hurto a personas, especialmente de celulares, se mantiene en tasas que alertan y que impactan de inmediato la sensación de inseguridad que muchos habitantes de ciudades de Colombia dicen experimentar.

Si bien, el gobierno nacional debería enfocar sus esfuerzos en este asunto, los mandatarios locales, como primera autoridad de policía en los municipios son los responsables directos de mejorar las estadísticas y por eso sus promesas, tangibles y medibles, en materia de seguridad serán claves para atraer a los votantes.

Infortunadamente los discursos preliminares que muchos de ellos exhiben siguen llenos de lugares comunes. No se habla de estrategias puntuales y de metas alcanzables y se enfocan -la mayoría- en la solicitud de más pie de fuerza sin que se mencione el componente de justicia, fundamental para evitar la reincidencia. ¿De qué sacamos teniendo más policías en las calles que capturen bandidos si los mismos escasamente pasan 48 horas en una improvisada y hacinada prisión de paso y obtienen su libertad rápidamente por la incapacidad de los fiscales de acusar o de los jueces de valorar las pruebas y legalizar sus detenciones? ¿Qué proponen los candidatos a las alcaldía para cambiar esta realidad? Si la seguridad es el tema electoral de momento, el fortalecimiento de la justicia debería ir de la mano con estas preocupaciones.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad