lunes 31 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Una buena decisión

La vicepresidenta hizo bien en quedarse en el gobierno en un momento tan crítico y el presidente Duque tomó la mejor decisión nombrándola como Canciller.
Escuchar este artículo

Aunque inicialmente algunos hayan dicho que el presidente Iván Duque lució endogámico y preso de su propio círculo al referirse a la designación de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez como Canciller de la República, lo cierto es que en pocas semanas la nueva ministra le ha callado la boca con eficiencia en su gestión a más de uno. Arrancó, además, cogiendo el toro por los cachos. Su periplo en Estados Unidos no fue una visita de amigos. La manifestación de colombianos que la esperaba se convirtió en la antesala de lo que se le venía por delante y desde ese momento supo capotear bien la situación. En vez de salir despavorida y de haberse quedado callada entre las arengas de quienes la increpaban, decidió frentearlos, pedirles respeto y “amabilidad” pero también oírlos y responderles con estadísticas en la mano.

Tampoco debió ser fácil su encuentro con José Miguel Vivanco, uno de los críticos más duros de la fuerza pública en Colombia. Sin embargo, a la salida, fue el propio Vivanco quien calificó de verdaderamente productiva la reunión.

La nueva Canciller tampoco le rehuyó al debate con la CIDH y buscó una cita de manera directa con sus representantes y explicó además de inmediato en todas las emisoras por qué consideraba que la visita de este organismo al país debía esperar un poco mientras las autoridades judiciales en Colombia hacían su trabajo.

Por último, conseguir que, en tiempo récord, el secretario de Estado Antony Blinken la recibiera y que horas después se conociera que el gobierno del presidente Joe Biden le pidió al Congreso de Estados Unidos aumentar el presupuesto de ayuda para Colombia, no parece una simple coincidencia. Aunque hayan querido desacreditar al Embajador Francisco Santos prácticamente desde que asumió este encargo, la verdad es que él y la nueva Canciller se pusieron las pilas en sus gestiones diplomáticas frente a los gringos y puede que, en cuestión de días, además del aumento de la ayuda para nuestro país, llegue el anuncio de que Colombia será uno de los primeros beneficiados con el envío de vacunas desde Estados Unidos en cooperación con nuestro país.

La vicepresidenta hizo bien en quedarse en el gobierno en un momento tan crítico y el presidente Duque tomó la mejor decisión nombrándola como Canciller. O por lo menos, eso parecen sugerir sus primeras semanas. No hay tiempo qué perder.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad