domingo 23 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Elogio a la ancheta

Escuchar este artículo

jose@joseordonez.net

Puse una exageración en mi Twitter: “Más ordinario que una yuca en una ancheta”, y de varios países me escribieron preguntando: “¿Qué es una ancheta?”

Tienen razón en hacerse esa pregunta. Los colombianos llamamos las cosas con términos que para nosotros son de uso normal pero que en otros países casi no se conocen; como “Democracia” término por el que desde Venezuela y Nicaragua preguntan: “¿Y eso qué es?”.

La ancheta ya es parte de nuestra existencia navideña; sin ella las mamás no tendrían canastas para colgar sus helechos, sus cajones no estarían atiborrados de papel celofán ni sus gabinetes de la cocina con frascos de extrañas salsas que no se saben para que son ni a que se le debe untar.

¿Alguien alguna vez se puso a pensar por qué existe la ancheta? Pues yo, que ya estoy en modo vacaciones, más desocupado que el erario público, me puse a la tarea de averiguar.

El diccionario RAE (Real Academia Española) lo define como: Porción corta de mercancías que alguien lleva para vender en cualquier parte.

Parece que en tiempos de dominación española los conquistadores no solo trajeron la gripe, la viruela y el sarampión; sino que un comerciante de apellido Anchieta ideó una canasta con productos seleccionados que adornaba coloridamente y que luego vendía como novedad y a precios elevados a los criollos adinerados de la época. Algún día, en medio de una acalorada discusión con un cliente descontento Anchieta perdió la vida y su apellido una letra para bautizar así a su canasta de víveres: Ancheta.

En México significa una cosa insignificante, una bicoca. Ejemplo: “Ese aumento del salario mínimo fue una ancheta”.

La definición para Duque sería: Canasta de comestibles navideños que hasta el 31 de diciembre costará 19% menos.

En boca de Maduro: Provisión de apoyo a los camaradas que respaldan la revolución.

Mi mamá la llama: El contentillo que le tiran a uno los hijos pa’ que les salga más barata la Navidad.

Mi definición: Expresión mínima de cariño navideño que espero ya haya enviado a mi casa Vanguardia Liberal.

¡Feliz Navidad!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad