martes 27 de abril de 2021 - 4:29 PM

El dirigente que necesitaba el Bucaramanga

Escuchar este artículo

¿Un dirigente de club debe saber del juego? No estamos hablando si debe saber o no de fútbol. Del juego. De táctica. Pero saben qué, ahora volvemos con eso...

Cuenta la leyenda que en la temporada de 1977-78 el Real Madrid cabalgaba en la carrera por salir campeón del fútbol español. En un momento determinado llegó a tener nueve puntos de ventaja sobre el Barcelona. Vino la cuesta abajo en el rendimiento en un tramo del año, mientras que Barcelona no paraba de ganar. Esos nueve puntos se vieron reducidos a tan solo dos, justo en la antesala del clásico, donde si se daba la victoria del Barcelona habrían de empatar en la tabla de posiciones (En aquellos años se daba dos puntos por victoria y no tres como ahora).

La mañana del domingo en que jugaban ante su máximo rival, llegó a la concentración del cuadro Real Madrid su Presidente Santiago Bernabéu, y solicitó una reunión con el plantel a puerta cerrada.

Les dijo lo siguiente : "Muchachos, yo de fútbol no se nada. Pero algo se de números. Hace un tiempo le llevábamos al Barcelona nueve puntos. Hoy son apenas dos. Esta liga es muy importante ganarla para mí. Esta tarde salgan y resuelvan lo que hay que resolver".

Real Madrid venció 4 a 0 al Barcelona y recuperó una ventaja que le habría de llevar a ganar al título finalmente. Fue la última reunión del presidente Santiago Bernabeu con el plantel, quien habría de fallecer cuando se jugaba el Mundial de Argentina en 1978. Venía enfermo de tiempo atrás.

El dirigente se debe involucrar en la parte deportiva. Su rol no solo pasa por gestionar administrativamente un club sino hacerse visible a los ojos del plantel. Por eso celebro que Jaime Elías Quintero, actual presidente del Bucaramanga, esté involucrado en el día a día del 'Leopardo'. Gestionó la contratación de una buena plantilla, está a diario en contacto con su gerente deportivo Óscar Upegui, con el DT Luis Fernando Suárez y es altamente visible a los ojos de los jugadores. Óscar Álvarez, máximo accionista de la institución, acertó llevándolo a Jaime Quintero a la dignidad de presidente de la escuadra amarilla. Hacía rato que no teníamos alguien de su nivel. Enhorabuena por ello.

Y está claro que sabe de fútbol. Para responder lo marcado al inicio de la columna de hoy.

Es así.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad