lunes 01 de febrero de 2021 - 11:33 AM

Las cosas como son

Una gigante expectativa hay sobre el nuevo plantel del Atlético Bucaramanga 2021. Cerca de 17 jugadores nuevos de amplio recorrido, buena calidad técnica individual marcaron en el mes de enero una profunda ilusión en sus hinchas. Aquejados de campañas magras hace tiempo (el último buen torneo fue 2018 segundo semestre), piensan - pensamos- que con este plantel hay para volver a posiciones de vanguardia.

Sin embargo, luego de tres fechas jugadas, el equipo tan solo cosecha 3 puntos producto del triunfo ante Boyacá Chicó y dos derrotas (ante Jaguares, jugando incluso con 2 hombres más buena parte del partido; y ante Medellín, en donde el DT 'Bolillo' Gómez le dio un baile de novela con suplentes y con titulares a nuestro Bucaramanga del alma, más allá que el resultado haya sido pírrico (0-1).

El Entrenador Guillermo Sanguinetti llegó al inició de la campaña con escaso crédito debido a los malos resultados del 2020, más allá de la pandemia y el plantel corto y bajo de calidad que abundaba en el camerino 'Leopardo'. Los plazos se empiezan a terminar y cuentan fuentes cercanas a las directivas que el presupuesto de puntos en las 6 primeras fechas debe ser de 9.

Dicho de otra forma, el Bucaramanga tendría que ganar dos de los tres juegos que vienen (vs. América, vs. Equidad y vs. Santa Fe), algo que al tenor de la grandeza de los rivales y la baja producción individual y colectiva del equipo se vislumbra difícil de conseguir para que se dé la continuidad del estratega uruguayo.

El club hizo un esfuerzo grande trayendo los jugadores que trajo, entre ellos Santiago Montoya, a quien le encomendaron la legendaria 10, aquella de Américo Montanini, Juan Carlos Díaz, Jorge Ramoa, Juan Manuel Zandoná (goleador que igual usaba la 10) y el propio John Pérez, que hoy los goles los hace en Águilas Doradas, entre otros. Montoya de momento no ha estado a la altura de su expectativa y a la de su mismo nivel y preocupa porque todos sabemos que es un buen jugador. Pero aquí se trajo para que sea un GRAN JUGADOR, no menos que eso.

Veremos qué ocurre, de momento empieza a calentarse la temporada. El incendio en el banquillo técnico se ve venir...

Una pena...

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad