lunes 19 de julio de 2021 - 12:00 AM

Empleo joven = reactivación económica

A nivel local podríamos implementar un plan para jóvenes que incluya profesionales, tecnólogos y técnicos, incentivando a las empresas con alivios tributarios.
Escuchar este artículo

Cumplimos un año de “convivencia” con el COVID-19, una plaga que causa tragedias por doquier, seguramente todos hemos despedido a un ser querido últimamente; un familiar, amigo, viejo o joven, el virus no discrimina. Dentro de su malignidad también debemos contar la afectación económica a las empresas que han sufrido un marcado descenso en sus ingresos, en algunos casos total, debido a las medidas de aislamiento y toque de queda decretadas por nuestros mandatarios; necesarias, aunque impopulares.

Ahora, esta crisis no es culpa exclusiva del malvado virus; las inoportunas políticas comerciales del gobierno han perjudicado a nuestro departamento, por ejemplo, con el aumento de importaciones en el sector agropecuario, alimentos y bebidas básicas, que presentaron un incremento de 19,5% en comparación con abril de 2020 (Boletín técnico Importaciones - abril 2021, DANE), situación desfavorable considerando que el 23% de los santandereanos se dedica a la agricultura y ganadería (Boletín técnico Mercado laboral por departamentos – 2020, DANE).

En Santander predominan las Mypimes como fuente de empleo; ante la disminución en ventas y producción, muchas no pudieron conservar su planta de personal íntegra, factor que es indiferente para el cobro de Industria y Comercio, carga tributaria que los empresarios han seguido asumiendo a pesar de la crisis, ergo, la tasa de desempleo se ubicó en 14,6% (Gran encuesta integrada de hogares - GEIH, DANE), siendo los jóvenes en el rango de 18 a 30 años el sector más afectado.

“Menos impuestos, más empleos” fue el lema de campaña del actual gobierno nacional, que tristemente ha destacado por su verborrea e incompetencia. Sin embargo, a nivel local podríamos implementarlo: un plan de contratación a corto plazo para jóvenes que incluya profesionales, tecnólogos, técnicos o estudiantes, incentivando a las empresas con alivios tributarios (disminución sustancial del ICA) a cambio de contratar personas en el rango 18 a 30 años y/o invertir en modernización de sus medios de producción, pero, con un marco diferencial; se debe contar con profesionales de cumplimiento que verifiquen las vinculaciones laborales en proporción al descuento recibido.

Dos pájaros de un tiro: reactivación empresarial y empleo para jóvenes.

Juan José Osma Pinto
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad