lunes 23 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Política exterior: sin remedio

La defensa y las relaciones exteriores son las dos políticas más importantes en un Estado soberano. Son políticas de Estado y no de gobierno, que deben además contar con un consenso nacional.

Por eso existen instituciones como la centenaria Comisión Asesora de Relaciones Exteriores que reúne a todas las fuerzas políticas y acompaña al Presidente en la toma de decisiones estratégicas para la Nación. Sin embargo, en Colombia el Gobierno decidió sacrificar la política exterior, la Cancillería y el Canciller, en aras de perseguir intereses domésticos, coyunturales y personales.

Las contradicciones públicas entre el Vicepresidente, el Ministro de Defensa y el Canciller sobre la continuidad del Plan Colombia y las relaciones con los vecinos, no son un caso fortuito ni aislado, corresponden a decisiones conscientes tomadas por el Jefe del Estado. El Presidente no deja nada al azar y menos el grado de iniciativa de sus funcionarios. Uribe siente que la política exterior debe estar exclusivamente al servicio de su política de seguridad doméstica, dirigida a erradicar a las Farc.

Cuando Santos, el ministro, dice que Colombia se reserva el derecho de perseguir terroristas más allá de las fronteras, está interpretando la posición presidencial.

Cuando Santos, el Vicepresidente, afirma que el país no necesita Plan Colombia, trata de anticiparse y minimizar al mejor estilo presidencial, las gravísimas declaraciones del Senador estadounidense Patrick Leahy que significan una imputación directa al ex general Mario Montoya y al comandante del Ejército, general Óscar González, en relación con su responsabilidad en las ejecuciones extrajudiciales y los falsos positivos.

Mientras tanto, el Canciller, reducido por el Presidente a un triste papel de 'rey de burlas', intenta hacer relaciones públicas con sus homólogos para recomponer la maltrecha diplomacia con los vecinos y con Estados Unidos.

¿Qué pensarán los miembros de la Misión de Expertos convocada por el canciller Bermúdez para la política exterior? ¿Estarán dispuestos a que su trabajo duerma el sueño de los justos y termine lleno de polvo en un estante, al lado del informe de la comisión del DAS?

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad