viernes 27 de agosto de 2021 - 12:00 AM

¿Catastro multipropósito y metropolitano?

Hay quienes solo asocian el catastro con más impuestos, esa es la visión tradicional y fiscal, que no necesariamente es cierta.
Escuchar este artículo

El “catastro multipropósito” es un concepto que se utiliza de manera recurrente y que para muchos sigue siendo confuso. Sin embargo, no debería generar mayor misterio. ¿Cuáles son los bienes inmuebles (lotes, locales, edificios, etc.) en un territorio? ¿Quiénes son sus propietarios y cuál es su valor? Responder estas preguntas elementales hace parte del catastro tradicional. Pero esta información es insuficiente. ¿Cuáles son las vías, colegios, puestos de salud, escenarios deportivos, parques, servicios públicos, asentamientos, zonas de riesgo de desastres, etc.? ¿Cuál es el estado de esta infraestructura? Con la sistematización e integración de estas capas de información, el catastro se convierte en multipropósito. Difícilmente hay una mejor herramienta para planificar y administrar un territorio.

Hay quienes solo asocian el catastro con más impuestos, esa es la visión tradicional y fiscal, que no necesariamente es cierta. Si bien un mejor catastro permitirá implementar una tributación más equitativa y combatir la evasión, el municipio puede decidir, por ejemplo, aplicar el impuesto predial a un porcentaje del valor del inmueble. Pero lo cierto es que en Colombia no conocemos nuestro territorio. Con corte a 2020, el 85% del país no cuenta con información catastral o esta se encuentra desactualizada. Y pese a que la norma señala que este proceso se debe realizar dentro de un periodo máximo de 5 años, el promedio de desactualización supera los 12 años. En cuanto a un catastro multipropósito, solo Bogotá y alguna otra ciudad han logrado este nivel de avance. Ante esta realidad, los últimos dos presidentes se la han jugado por corregir esta problemática.

En Santander, cerca del 90% de los municipios tienen desactualizado su catastro y en el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), los municipios presentan un desfase en promedio de 8 años. De ahí que, luego de un gran esfuerzo, el AMB logró habilitarse como gestor catastral en 2019, lo que implica una gran responsabilidad: contar con una sólida estructura organizacional y sistemas de información adecuados. Sin embargo, ante la debilidad de su gobierno corporativo y el retiro de la sobretasa ambiental, es preocupante que no logre llevar a cabo las funciones asignadas. La apuesta por tener datos básicos a nivel territorial debe empezar por un catastro actualizado con enfoque multipropósito, lo que implica en particular el compromiso de los alcaldes del AMB y un mayor apoyo del orden nacional.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad