viernes 03 de abril de 2020 - 12:00 AM

Contagio de solidaridad

Santander no se queda atrás. Como pocas veces, el sector privado y público se unieron bajo la misma campaña de solidaridad denominada #DeEstaSalimosJuntos.
Escuchar este artículo

En Santander y en el país están ocurriendo hechos que generan esperanza y fortaleza para afrontar la guerra contra la pandemia del COVID-19. Las consecuencias en otros países son devastadoras. En Italia y España el número de muertos diarios supera los 800 y la caída de sus economías en el 2020 se estima en 15%. Todos los países están siendo afectados por la pandemia y el Fondo Monetario Internacional ya anunció que el mundo entró en recesión.

En Colombia, la economía sufre un doble choque: la pandemia y el desplome de los precios del petróleo. Fedesarrollo calcula que la economía ya no va a crecer al 3,2% sino 1,2% en un escenario medio y que la tasa de desempleo subirá un 50%. Ante este gran desafío, la Organización Mundial de la Salud ha manifestado que uno de los principales factores del éxito recae en una respuesta rápida de “todo el gobierno y toda la sociedad”.

En este sentido, es grato ver mayor alineación entre los líderes políticos a nivel nacional y que cada sector de la sociedad está haciendo aportes significativos. Las iniciativas de solidaridad y unión se han multiplicado. A la fabricación de tapabocas, se unió el Ejército suspendiendo la producción de uniformes militares y un grupo de exguerrilleros en Icononzo (Tolima). Asimismo, el sector privado ha dado muestras de generosidad.

Santander no se queda atrás. Como pocas veces, el sector privado y público se unieron bajo la misma campaña de solidaridad denominada #DeEstaSalimosJuntos. El sector privado ha evidenciado un compromiso incondicional con los fondos de salud y alimentación a cargo de Camacol y del Banco de Alimentos, respectivamente. A la fecha, estas dos cuentas suman más de 1.700 millones. También hay diversas iniciativas ciudadanas como la “Red de Ayuda Mutua Bucaramanga”, “Merco Por Ti” y “S.O.S. Bebés en Cuarentena” que buscan apoyar a hogares vulnerables con mercados e insumos para el cuidado de los bebés.

No sobran inquietudes de mal comportamiento de ciudadanos violando la cuarentena; empresas y personas que piensan aprovecharse de los beneficios del gobierno; y de vanidades políticas, clientelismo y corrupción. Sin embargo, los ojos y el contagio de solidaridad entre la ciudadanía son cada vez más fuertes. Para mayor información ingresar a: www.deestasalimosjuntos.co

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad