viernes 11 de febrero de 2022 - 12:00 AM

INVÍAS, jugado por Santander

ssss

Los santandereanos estamos desesperados por el mal estado de las vías en nuestro departamento. De ahí que no sorprenden los insistentes comentarios de los ciudadanos quejándose por la necesidad de actuar con urgencia para superar esta situación. Hoy quiero hacer justamente lo contrario y reconocer el compromiso con Santander del Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), en cabeza de su director, Juan Esteban Gil.

Tal como fue acordado la semana pasada en la reunión con el Presidente de la República y la Ministra de Transporte, junto con una delegación de actores públicos y privados de Santander, el director del INVIAS le dedicó dos días completos al departamento para resolver cuellos de botella. Fue una visita en el terreno, escuchando las necesidades de las comunidades y tomando decisiones. Entre los diferentes anuncios resalto los siguientes:

Primero, el Comité Directivo del Convenio 1113, que administra los recursos de los peajes de Lebrija y Rionegro, acordó extender este convenio por 14 años adicionales y asignarle su operación a FINDETER. Eso significa que el departamento contará con un nuevo financiador y asegura una fuente de recursos de 1,2 billones para invertir en obras para el departamento y el área metropolitana de Bucaramanga, las cuales serán priorizadas por la Gobernación, la Alcaldía de Bucaramanga y el Gobierno Nacional. Prosantander y la Sociedad Santandereana de Ingenieros seguirán teniendo voz en este comité.

Segundo, se definieron los diseños y cronogramas de los puentes peatonales de Natura y Zona Franca, así como de los retornos de Newport y Malpaso, los cuales deberán terminarse en agosto. Adicionalmente, el INVIAS se encargará de realizar los estudios y diseños de las obras de mejoramiento del Anillo Vial en su totalidad.

Tercero, el INVIAS señaló que cuenta con 2.000 millones adicionales para los estudios y diseños de la Troncal Central con el fin de aumentar su alcance en dobles calzadas y terceros carriles. De esta manera, junto con la Variante del Socorro, se le podrán presentar al próximo presidente para que garantice su ejecución.

Cuarto, ante la sanción al contratista de la Variante de San Gil por 3.100 millones y el diálogo con la alcaldía y la comunidad, se logró reactivar las obras. En dos semanas, se espera culminar el plan de acción de optimización del proyecto.

Sin duda, cuatro avances significativos a los que hay que seguir acompañando de manera articulada por parte de la gobernación, alcaldías, gremios y ciudadanía. El INVÍAS se la está jugando por Santander.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad