viernes 22 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Mangos bajitos

Es necesario que haya diligencia, unión y acompañamiento alrededor de estos proyectos para que se hagan realidad con transparencia y eficiencia.
Escuchar este artículo

Ante la crisis de pobreza y desempleo, se requiere impulsar la reactivación económica con proyectos de infraestructura, priorizando aquellos que están avanzados en sus estudios y diseños. Según el director de Fedesarrollo, la estimación por parte del gobierno nacional de una caída de 5,5% del PIB en el 2020 sería la peor contracción económica del país en más de 100 años. Igualmente, el desempleo subiría del 10,5% al 20% y los niveles de pobreza podrían llegar del 27% al 34%. En este sentido y ad portas de aprobarse los planes territoriales de desarrollo, es necesaria la ejecución de los siguientes tres proyectos de infraestructura en Santander.

Primero, la construcción del anillo vial Externo Metropolitano a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) que tiene un costo aproximado de $250.000 millones. Esta vía de dos carrilles que va desde Tres Esquinas (Piedecuesta) hasta Girón (27 km) desvía el tráfico pesado que hoy debe atravesar el área metropolitana de Bucaramanga, mejora la calidad del aire y hace que la ciudad le empiece a dar la cara al Río de Oro.

Segundo, la Troncal Norte-Sur que une el puente de la novena, El Bueno y el anillo vial de Río Frío (7 km). Este proyecto vale $200.000 millones y está a cargo del Área Metropolitana de Bucaramanga. Esta sería una vía alterna a la carrera 27 y a la autopista, en doble calzada con tramos de ciclorutas, dos intercambiadores y 2 túneles, generando descongestión vehicular.

Tercero, la variante Túnel de la Paz-Sabana de Torres (36 km) por valor aproximado a $300.000 millones reduciría significativamente el tiempo de viaje entre Bucaramanga y Sabana de Torres, y le permitiría a las empresas instalarse en una zona con conexión a transporte terrestre, férreo, fluvial y aéreo.

Estos tres proyectos, junto con la construcción del tramo Ruta del Sol sector 2 ($232.000 millones) a cargo de la ANI y el dragado del Río Magdalena ($1.3 billones) bajo la ejecución de Cormagdalena, suman en total $2,3 billones que dinamizarían la economía del departamento en los próximos tres años. Es necesario que haya diligencia, unión y acompañamiento alrededor de estos proyectos para que se hagan realidad con transparencia y eficiencia.

En colaboración con Víctor Azuero Díaz, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad