viernes 08 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

“No más intolerables”

no se puede seguir ignorando problemas que tienen enormes impactos negativos y que, pese a conocerse sus alternativas de solución, no se han resuelto.
Escuchar este artículo

Hace dos días se llevó a cabo uno de los eventos más importantes del año. Desde el 2007, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) reúne anualmente en Bogotá al Presidente de la República y a la dirigencia del país para presentarle su informe nacional de competitividad y generar una conversación sobre los resultados. De esta manera, con una visión de largo plazo y rigurosidad, se pasa revista sobre cómo va la competitividad y se formulan recomendaciones.

Según el informe 2019-2020, luego de una década de estancamiento y caídas en los principales indicadores de competitividad a nivel internacional, en el 2019 se evidenciaron mejoras. De acuerdo con el Índice Global de Competitividad, Colombia avanzó en 10 de sus 12 pilares, por ejemplo, en indicadores como expectativa de vida, inflación y conectividad vial.

No obstante, el llamado del CPC fue “no más intolerables”, es decir, no se puede seguir ignorando problemas que tienen enormes impactos negativos y que, pese a conocerse sus alternativas de solución, no se han resuelto. Según el CPC es intolerable que Colombia siga con indicadores críticos en impunidad y corrupción a nivel global; que solo uno de cada cuatro colombianos en edad de jubilación reciba una pensión; que Colombia tenga la segunda tasa de desempleo más alta de América Latina; que la informalidad laboral alcance el 64%; que el 41% de los ocupados solo cuente con grado noveno o menos; que pese a la apertura económica de 1990, el peso del comercio exterior en el PIB sea prácticamente el mismo (37%); que entre 2001 y 2018 se hayan perdido 4,3 millones de hectáreas de bosques (un área equivalente a la de Casanare); y que las brechas regionales sean tales que la mortalidad materna del Vichada es trece veces la de Caldas, por lo tanto, las oportunidades dependen drásticamente de donde se nace.

El CPC realiza múltiples recomendaciones, de las cuales resalto la implementación de la evaluación docente, modernización del sistema de estadísticas judiciales, implementación total del Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) II y reformas pensional y de la institucionalidad ambiental. El informe es de lectura obligada, pero más allá de su contenido es admirable la disciplina con la que se hace; un ejemplo, que debería replicarse a nivel regional.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad