domingo 10 de septiembre de 2023 - 12:00 AM

Juan Pablo Remolina

Obras por Impuestos

El mecanismo de Obras por Impuestos es uno de los vehículos más poderosos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los 344 municipios PDET (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial) y ZOMAC (Zonas Más Afectadas por el Conflicto Armado). Infortunadamente, este poco se conoce. Los contribuyentes con más de 1.425M en ventas pueden destinar o descontar hasta el 50 % de lo que pagan anualmente por concepto de impuesto de renta para ser invertidos en proyectos como construcción de vías, acueductos, alcantarillados o dotación de colegios, entre otros. Una urgencia para estos territorios que evidencian grandes brechas sociales, debilidades en la gestión de proyectos y mínimos recursos de financiación.

Sin embargo, de las 1.000 empresas más grandes del país, solo el 5 % ha utilizado el mecanismo. De casi 2 billones de pesos que se han asignado entre 2018 y 2023, el 60 % se concentra en 20 % de los departamentos que cuentan con municipios ZOMAC: Antioquia (389.000M), Arauca (298.000M), Tolima (167.000M), Cauca (166.000M) y Casanare (124.000M). Santander se encuentra en el puesto 24 con solo 5 proyectos que suman 9.000M. Las empresas contribuyentes son el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, Cenit, Galletas Noel, Suramericana y Petrosantander.

El gobierno nacional ha aumentado el cupo para Obras por Impuestos de 500.000M en 2022 a 800.000M en 2023. En este sentido, los municipios ZOMAC en Santander tienen una gran oportunidad para participar de estas inversiones, los cuales se ubican en el norte del departamento (Sabana de Torres, El Playón, Rionegro, Suratá, Matanza y Charta) y en el sur (Sucre, La Belleza, Bolívar y Landázuri). Para aprovechar este mecanismo en 2024 se necesita arrancar lo antes posible y conocer sus implicaciones.

Esta semana se llevó a cabo una capacitación apoyada por la Agencia de Renovación del Territorio, Corficolombiana y Prosantander, en la que participaron 114 personas del sector privado. Una buena señal orientada a jalonar más inversión para Santander.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad