domingo 15 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Juan Pablo Remolina

Premio Nobel a las mujeres

El Premio Nobel de Economía 2023 fue otorgado a Claudia Goldin, PhD de la universidad de Chicago y profesora de la Universidad de Harvard. Goldin es la primera mujer en obtener una posición como profesora titular en el departamento de economía de esta prestigiosa universidad. Asimismo, es la tercera mujer en ganar este Nobel y la primera en hacerlo de manera individual. Además del reconocimiento, Goldin recibió 1 millón de dólares por parte de la Real Academia Sueca de la Ciencia.

Goldin fue seleccionada por su avanzado entendimiento sobre el rol de las mujeres en el mercado laboral. Actualmente, mientras que el 50% de las mujeres tienen un trabajo pago, en el caso de los hombres alcanza el 80%, lo que genera ineficiencias en el uso de los recursos, y más cuando las mujeres son quienes evidencian un mayor nivel educativo. A diferencia de otras investigaciones, Goldin recopiló datos de 200 años sobre la brecha salarial y de empleabilidad entre hombres y mujeres. De esta manera, logró romper con la teoría que señalaba la existencia de una relación directa entre crecimiento económico y reducción de la brecha de género.

Para Goldin, pese al crecimiento económico del siglo XIX, las mujeres evidenciaron una disminución de su empleabilidad, la cual aumentó significativamente en el siglo XX. Las razones que explican una menor participación laboral en el XIX fue la revolución industrial, dado que ya no podían trabajar cerca a sus casas como ocurría en una economía agrícola. Sin embargo, la empleabilidad se disparó en el siglo XX gracias al aumento del sector servicios, de los niveles de educación, la píldora anticonceptiva y las expectativas laborales. Por ejemplo, antes se pensaba que la carrera profesional de las mujeres terminaba una vez se casaban o tenían su primer hijo.

Si bien se evidencian grandes avances en el último siglo, persiste una brecha significativa que requiere 169 años para cerrarse de continuar el ritmo actual, según el Foro Económico Mundial. La principal razón de esta brecha es: tiempo. Los empleadores benefician a los hombres, dado que normalmente cuentan con mayor disponibilidad y permanencia en sus trabajos, muchas veces en detrimento de las carreras de sus parejas, quienes asumen una mayor responsabilidad frente a los hijos. De ahí que para incentivar la participación de las mujeres en el mercado laboral se requiere mayor flexibilidad laboral y apoyo en las labores domésticas y del cuidado. Parafraseando a Goldin, más allá de la regulación, “las inequidades ocurren en los hogares”.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad