jueves 30 de junio de 2022 - 12:00 AM

El aborto, más allá de los mitos

Image
Columna de
Juliana Martínez

El pasado 24 de junio la Corte Suprema de EEUU reversó Roe vs. Wade, el fallo que protegía el derecho al aborto desde 1973.

Entre otras graves consecuencias, la decisión afianza y promueve desinformación y prejuicios respecto al aborto y a quienes lo practican.

Por ejemplo, suele presentarse a quienes abortan como “malas mujeres” que odian la maternidad, y que utilizan el procedimiento como una especie de anticonceptivo de emergencia para poder continuar su vida licenciosa e irresponsable. Datos de EEUU muestran que esto no es cierto.

1) Criminalizar el aborto no reduce el número de abortos, simplemente acaba con los abortos seguros.

De hecho, la liberación del aborto redujo notablemente el número de abortos en los EEUU: hoy en día hay la mitad de abortos en el país que en los años 80.

2) No existe un único perfil de la mujer que aborta. 1 de cada 4 mujeres tendrá un aborto en su vida. Es decir, es un procedimiento común, y las personas acuden a él por muchas razones distintas.

3) La mayoría de mujeres que aborta (6 de cada 10) son madres. Lo hacen para dar una mejor vida a los hijos que ya tienen.

4) La gran mayoría de personas que tienen un aborto voluntario solo tendrá un aborto en su vida.

5) 75% está bajo o muy cerca de la línea de pobreza.

6) Solo 9% de los abortos son de adolescentes.

La decisión de la Corte es un retroceso sin precedentes en derechos humanos para un país del Norte Global. Además, es altamente ineficaz.

Si realmente se tratara de acabar con el aborto, la Corte debería mandar educación sexual integral obligatoria, y distribución gratuita de anticonceptivos que es lo que se ha demostrado una y otra vez reduce significativamente el número de embarazos no deseados y, por lo tanto, los abortos.

Esta aproximación es un gana-gana: protege los derechos humanos sexuales y reproductivos, respeta la autonomía de todas las personas, y es la manera más eficaz de disminuir el número de abortos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad