jueves 27 de junio de 2019 - 12:00 AM

Orgullo de familia

invito a quienes creemos en la igualdad a salir a marchar para decir, fuerte y claro, que nuestros familiares y amigos Lgbt no están
solos
Image
Columna de
Juliana Martínez

Esta semana se presenta un interesante contraste en Medellín. Por una parte, grupos anti derechos se reúnen en la Asamblea General de la OEA para ganar réditos políticos promoviendo la discriminación y el odio contra las personas Lgbt escudándose en la defensa de la familia.

Por otra parte, en la misma semana y en la misma ciudad, se llevará a cabo la VII Convención de familias por la diversidad sexual y de género. La Convención es organizada por Fauds (Familiares y amigos unidos por la diversidad sexual y de género), una organización fundada en Medellín en 2006.

Contrario a quienes quieren imponer una noción única, limitada y excluyente de la familia, Fauds deja en claro que es precisamente la defensa de esta, y sobre todo el amor a los hijos, lo que lleva a esta organización, fundada y conformada principalmente por padres y madres de personas Lgbt, a luchar incansablemente por cambiar imaginarios sobre, y garantizar los derechos de las personas Lgbt.

Fauds nos recuerda una verdad contundente, simple y profundamente transformadora que, no obstante, a veces se pierde en medio de los discursos de odio: que las personas Lgbt tienen y conforman familias y que muchos de ellos vienen de hogares que los quieren tal y como son, los respetan y están dispuestos a luchar por sus derechos.

La convención, a las que asistirán cientos de padres, madres, familiares y amigos de personas Lgbt, terminará en la marcha del orgullo gay de Medellín. Este gesto es importante, porque demuestra que la marcha no es solo para las personas Lgbt, sino para todos los que estamos profundamente orgullosos de nuestros hermanos, primas, tíos, y amigas Lgbt.

Así que en este fin de semana de marchas del orgullo Lgbt, invito a quienes creemos en la igualdad y no estamos dispuestos a que se siga discriminando en nombre de la familia a salir a marchar para decir, fuerte y claro, que nuestros familiares y amigos Lgbt no están solos, que tienen los mismos derechos que cualquiera de nosotros, que nuestras familias también son familia y ¡estamos muy orgullosos de ellas!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad