jueves 04 de abril de 2019 - 12:00 AM

Todas las familias son familia

Familias hay muchas, y todas las familias basadas en el amor, el respeto y el apoyo, independientemente de su composición y de su orientación sexual son familia
Image
Columna de
Juliana Martínez

¿Qué es una familia? O, mejor, ¿quiénes constituyen una familia?

¿No es familia un padre que cuida de sus hijos sin ayuda de una pareja?, ¿una madre que sale adelante sin un hombre?, ¿una persona soltera que adopta un bebé? ¿una abuela que cría a sus nietos?

Según los organizadores de la Cumbre Transatlántica, que se lleva a cabo hoy y mañana en el Congreso de la República de Colombia, ninguna de estas familias es familia.

La Cumbre, organizada por la Political Network for Values y nuestro honorable gobierno, pretende regresarnos a una época donde no había divorcio, los hijos nacidos fuera del matrimonio católico eran considerados “bastardos”, el único rol de las mujeres era la crianza y solo los hogares conformados por padre y madre tenían respeto y derechos.

Más aún, el que todas las personas que conformaran la unidad familiar fueran heterosexuales y cisgénero (no trans) se asumía e imponía como condición obligatoria para la protección legal y el trato digno.

Esto quiere decir que hoy y mañana se organiza en el Congreso de la República un evento que ataca directamente a mi familia y a la de millones de colombianos que no crecieron en un hogar conformado por un padre y una madre, o que tenemos familiares Lgbt.

Este evento dice que mi familia y la de miles de colombianos son inmorales y amenazan la sociedad.

Pero yo les digo con orgullo y certeza que esto es mentira. Lo que realmente amenaza la sociedad es el patrocinio estatal de campañas que, en nombre de un modelo único de familia, atacan y vulneran los derechos de las familias amorosas y trabajadoras de un sinnúmero de colombianos.

No crecer en un hogar conformado por un padre y una madre o tener familiares Lgbt no es motivo de vergüenza y no nos hace menos familia.

Familias hay muchas, y todas las familias basadas en el amor, el respeto y el apoyo a todos sus miembros, independientemente de su composición y de su orientación sexual o identidad de género, son familia y merecen los mismos derechos y la misma dignidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad