martes 23 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Temas Urbanos

Qué nos queda.- Se olfatea un clima de desconfianza en lo que dice y hace el gobierno, consecuencia explicable de escándalos como los falsos positivos que ya pasan de 1.200, el 'boomerang' de la desinformación, las chuzadas, las manipulaciones hasta el cohecho, las extradiciones, el paramilitarismo apoyándolo y viceversa, la bancada uribista encarcelada, el servilismo internacional, la corrupción entre el sector público y el privado, el todo vale para el proyecto mesiánico, los consejos comunales vueltos ferias de adhesiones, las familias en acción o reservorios de votos y las elecciones del 14 de Marzo, tan sospechosas como las presidenciales de 1970.

Dentro de ese clima pocos creen hoy que el Presidente se retire del gobierno; y no porque sus aduladores anden buscándole puestos hormonados como ministro de defensa, jefe del Pentágono o vicepresidente modificando otro articulito; sino porque como hoy van las cosas, calcado habrá más de lo mismo con Santos, Noemí y Uribito, o con Pardo, Vargas Lleras que de 'cambio radical' no tiene nada, Fajardo que sí pero que no, y hasta con Mockus abonada su propuesta pedagógica, porque no se ven los deslindes estructurales programáticas con el uribato, tan parecido al fujimorato soñado, al trujillato odiado y al porfiriato olvidado, después de 8 años, porque 4 cuatro eran nada para una misión divina. Habrá parciales rescatables sin duda, porque imposible tanta desgracia absoluta, pero el desempleo mal contado es superior al promedio de América Latina, del 15% -lo encontró en el 16%-, con crecimiento económico anual hasta del 5%; aumentó del 32 al el 58% de la fuerza laboral informal (rebusque); mientras Chile, sin seísmo bajó la pobreza a niveles del primer mundo y Venezuela a la mitad, Colombia solo pasó de 56 al 48%. Deja mapa electoral con 407 municipios en riesgo de fraude según observadores internacionales y comicios finalmente vergonzosos, tercerías con dineros de todos, un trato político sucio a opositores y tribunales de justicia, la consolidación del desalojo de tierras y apropiación de las mismas con seguridad democrática, tanto que junto a Paraguay, somos en A.L. el país con más alta concentración de riqueza desde el 2005. Pero este espacio no da para más desaciertos del uribato que se va para quedarse.

ADENDA.- Qué poca imaginación rebautizar el Parque del 'Centenario' como del 'Bicentenario'…. ¿y luego 'Tricentenario'?; más parece un chiste. Como se ve, la pobreza de todo tipo para celebrar este aniversario de la primera independencia, es peor que la demostrada hace 100 años.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad