miércoles 22 de noviembre de 2023 - 12:10 AM

Luis Ernesto Ruíz

Al fin le sonó la flauta

Al presidente Petro, al proponer explotar petróleo como socio de PVDSA, despertó inquietudes: muchos se oponen de plano, invocando intereses nacionales. La verdad es que puede ser un buen negocio, si se asegura un control económico y operativo no solo en lo técnico si no en lo operacional, mejor dicho controlando la platica y la ejecución.

Hay que pensar que Venezuela fue el tercero en el mundo, hizo a ese país rico hasta que lo acabaron los “gobiernos comunistas” sin visión comercial como ha sido China, la que es una potencia mundial.

Como decía mi abuelo: para ensillar hay que traer las bestias, y no hay que echarlo en costal roto. Primero hay que ver como es el negocio, y cómo se llega al control, y cómo se puede blindar. Bueno como dicen: tocar no es entrar. Ojo aquí también se mueven muchos intereses.

Además, tener el control de una gran refinería, nos sería muy útil. Dejemos a Petro soñar y si le funciona pasará a la historia y lo volvemos empresario a ver si se le cae la careta.

Y cambiando de tercio, hablemos de nuestra falta de movilidad en la autopista Bucaramanga Floridablanca.

Definitivamente a nuestro alcaldes se les acabó la última neurona, ¿cómo es posible que se liquida Metrolínea y sus buses ahora arrumbados, ¿no se reglamente esa línea vacía en la autopista para hacerla una vía rápida de, solo de transporte de vehículos cuando en ellos vayan tres pasajeros?. Debe haber sanciones altas a los infractores, porque hay lugares para el control.

Es muy importante el control para que no entren vehículos de transporte de carga que la hacen lenta.

Esto son soluciones temporales hasta que haya un trasporte masivo que invite a usarlo, seguro y rápido, sin carteristas y ladrones de celulares, sin abusivos que les toquen el trasero a las señoras, y que lo puedan usar fácilmente los minusválidos.

Ñapa: no puedo terminar sin recordar a nuestro Américo Montanini. Lo conocí recién llegado, gocé de su futbol y de su amistad. A su familia un brazo afectuoso y dejemos que descanse en la paz de los justos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad