miércoles 11 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Bienvenido Nuevo Liberalismo

La tarea que se espera es que no se contamine, como ha pasado con los demás. Los jóvenes deben ver que sí hay una oportunidad de lograr un cambio.
Escuchar este artículo

Buena noticia el revivir el Nuevo Liberalismo, el tiempo que estuvo durmiendo le ha permitido no contaminarse como le ocurrió a todos los partidos, entre ellos, el Liberal, partido de mayorías, en el cual participé activamente en el pasado.

Llegan viejos recuerdos, cuando andábamos activos en el Llerismo, en el cual inició la vida pública Luis Carlos Galán, lo recogía en el aeropuerto Gómez Niño y después de almorzar en La Carreta, disfrutando de su amena charla, se definía el trabajo de la semana; en cuanto a mí, se reducía a los barrios de Bucaramanaga y él, con su primo Alfonso Valdivieso, definía lo de las provincias.

Desapareció muy rápido mi tarea de recogerlo, porque con Alfonso, compraron un pequeño Jeep, creo, de aquellos Suzuki que se volvieron muy populares, y ya era en Jeep que venía a Santander y de paso recorrer la provincia, donde su figura y su talante fueron muy bien recibidos. Que lo diga la familia Rugeles.

En una vieja casona de la carrera 19, todavía existe, se creó la sede del Llerismo, bajo la dirección de José Manuel Arias y Luis Carlos Galán, donde se desarrolló una importante tarea, algún día me tomaré el trabajo de recordar todos los personajes de nuestra encumbrada comarca, que pasaron por allá, en el cual quiero adelantar la organización de sombreros rojos que lideraban importantes señoras de la sociedad bumanguesa, orientada por Lilian Sarmiento de Santamaria.

Ese trabajo permitió que Luis Carlos encabezara la lista de Senado, José Manuel la de la Cámara, Lilian la de la Asamblea y el suscrito la del Concejo, listas cerradas en en ese entonces con excelentes resultados en el Departamento.

En el desarrollo de su presencia en el Senado y sus continuos y valerosos debates sobre El Cerrejón, cimentaron el nacimiento de su disidencia Liberal, que hoy vuelve a ser una esperanza de participación activa en la política colombiana. La tarea que se espera es que no se contamine, como ha pasado con los demás. Los jóvenes deben ver que sí hay una oportunidad de lograr un cambio.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad