miércoles 03 de junio de 2020 - 12:00 AM

Bueno es culantro

Estoy de acuerdo que, si nos soltaran, sabríamos qué hacer, más que los pendejos que están corriendo riesgos por tirárselas de machos
Escuchar este artículo

Pero no tanto. Es lo que estamos pensando todos los viejitos en este encierro, en el cual nos tiene sometido un bichito que tiene al mundo en cintura. Y como no lo habían pronosticado, esto ya va para largo; ya nos lo anunciaron, tocará hasta agosto. Mirando como los pipiolos, sin ninguna responsabilidad, deambulan mamándole gallo a la pandemia.

Ya hay mucha letra muerta en todos los medios y algunos están propiciando el levantamiento en protesta de los canosos cansados de este estropicio, lo cual muy seguro no irá a ninguna parte. Muchos sienten el pánico al bichito, hay que correrle y es mejor estar debajo de las cobijas que estar pendejiando por ahí; la verdad es que para lo que nos falta es mejor sacarle partido al encierro que nos toca que cumplir.

Estoy de acuerdo que, si nos soltaran, sabríamos qué hacer, más que los pendejos que están corriendo riesgos por tirárselas de machos, seguro que nos sabemos cuidar, porque ya sabemos que apenas hay que mirar, pero no tocar. La experiencia de la vida nos permite decir que sí tenemos la responsabilidad para autocuidarnos. Otra cosa es que la edad haya hecho crisis de nuestra salud y necesitamos el lazarillo a que nos obligaría la vida.

Hay muchos lugares donde la cuarentena de los viejos es más placentera, los campos, las casas de recreo, alejados del mundanal ruido, hay muchos pueblos, demostrado es que están sanos. ¿por qué no permitirlo? Así es fácil prolongar su cuarentena.

Qué debemos temer: que entre en cuarentena nuestra mente y nuestro sentimiento, podemos tener más de 70, pero este encierro nos ha mostrado que también hay oportunidades para los viejos, no solo hay que consolidar el producto de su existencia, no los tesoros materiales, me refiero a aquellos en los que prolongamos nuestra existencia. Consolidemos el saber ser, y el fortaleciendo el conocer. Hoy él está por todas partes y en todos los medios y al alcance del que se lo proponga, es esa mercancía que hoy se expande como el virus, esta es la parte buena de la pandemia, no la desaproveche.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad