miércoles 13 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Con cara gano yo

Estamos en el momento donde la disciplina y el respeto a las normas ayudarán, puesto que habrá más gente expuesta, y la nación empieza a recuperar el rumbo.
Escuchar este artículo

Con sello pierde usted. Ese es el juego con el Covid 19, si salgo me muero por el contagio, si no lo hago, me muero de hambre. De esta manera se está jugando en el mundo entero.

Algunos prefirieron la economía a la salud, y salieron a producir ingresos, sobre los cadáveres de los enfermos, como lo decidieron: Trump en los EE.UU., Bolsonaro en el Brasil y Andrés López Obrador en México. Según los datos conocidos registran más muertos por habitantes EE.UU. (81.799/325 millones), Brasil (11.653/ 207 millones), México (3.573/123 millones).

Otros como está sucediendo en Colombia, primó la salud y una salida a producir ingresos en forma escalonada, convirtiéndose en ejemplo a nivel mundial. Con resultados como estos: (479 muertos/49 millones de habitantes), registrando que se han disparado los contagiados en esta semana, por los enfermos en las cárceles y en Leticia.

Los expertos dicen que en algunos meses la población del mundo se contagiará en un alto porcentaje, si la vacuna no aparece pronto y lo que sabemos es que eso será muy lento, lo importante es que, si su contagio es escalonado las UCI no colapsarán; entre tanto, la sangre de los ya recuperados ayudará a los enfermos.

Estamos en el momento donde la disciplina y el respeto a las normas ayudarán, puesto que habrá más gente expuesta, y la nación empieza a recuperar el rumbo. De nosotros mismos depende qué tantos muertos nos cuesta este doloroso proceso.

Como todo lo expresado en medios, el mundo está dando un giro, y esperemos que sea para bien. La familia se ha fortalecido, la madre tierra ha tenido un respiro. Ya sabemos que se reinventarán las empresas y la vida de las comunidades, la tecnología se va a imponer. Y a eso no solo tenemos que acostumbrarnos, sino capacitar. Ya el tiempo, el afecto, la solidaridad, serán un importante componente en nuestras vidas.

Esta pandemia nos abre los ojos, las anteriores por la distancia no las tuvimos presente y no teníamos medios. Ahora tenemos que enfrentar otra muy grave: La pandemia de la corrupción, esperemos pronto resultados.

Con sello pierde usted. Ese es el juego con el Covid 19, si salgo me muero por el contagio, si no lo hago, me muero de hambre. De esta manera se está jugando en el mundo entero.

Algunos prefirieron la economía a la salud, y salieron a producir ingresos, sobre los cadáveres de los enfermos, como lo decidieron: Trump en los EE.UU., Bolsonaro en el Brasil y Andrés López Obrador en México. Según los datos conocidos registran más muertos por habitantes EE.UU. (81.799/325 millones), Brasil (11.653/ 207 millones), México (3.573/123 millones).

Otros como está sucediendo en Colombia, primó la salud y una salida a producir ingresos en forma escalonada, convirtiéndose en ejemplo a nivel mundial. Con resultados como estos: (479 muertos/49 millones de habitantes), registrando que se han disparado los contagiados en esta semana, por los enfermos en las cárceles y en Leticia.

Los expertos dicen que en algunos meses la población del mundo se contagiará en un alto porcentaje, si la vacuna no aparece pronto y lo que sabemos es que eso será muy lento, lo importante es que, si su contagio es escalonado las UCI no colapsarán; entre tanto, la sangre de los ya recuperados ayudará a los enfermos.

Estamos en el momento donde la disciplina y el respeto a las normas ayudarán, puesto que habrá más gente expuesta, y la nación empieza a recuperar el rumbo. De nosotros mismos depende qué tantos muertos nos cuesta este doloroso proceso.

Como todo lo expresado en medios, el mundo está dando un giro, y esperemos que sea para bien. La familia se ha fortalecido, la madre tierra ha tenido un respiro. Ya sabemos que se reinventarán las empresas y la vida de las comunidades, la tecnología se va a imponer. Y a eso no solo tenemos que acostumbrarnos, sino capacitar. Ya el tiempo, el afecto, la solidaridad, serán un importante componente en nuestras vidas.

Esta pandemia nos abre los ojos, las anteriores por la distancia no las tuvimos presente y no teníamos medios. Ahora tenemos que enfrentar otra muy grave: La pandemia de la corrupción, esperemos pronto resultados.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad