miércoles 30 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Corren vientos frescos

Bucaramanga fue contundente, la opinión y especialmente aquellos barrios que siempre fueron manipulados debido a su pobreza, apartaron de tajo a quienes significaban corrupción
Escuchar este artículo

Y esperanzadores para el futuro de la región. Claros mensajes dejaron los comicios del pasado domingo, el principal: el cansancio de un pueblo de la polarización existente, como el rechazo en las ciudades de la clase política y sus corruptelas.

Bucaramanga fue contundente, la opinión y especialmente aquellos barrios que siempre fueron manipulados debido a su pobreza, apartaron de tajo a quienes significaban corrupción y mal manejo de los recursos que les pertenecían; ejemplo, el abucheo del que fue objeto Fredy Anaya en la Esperanza 2, quien fue sacado en tanqueta por la policía, desde la casa de quien traicionó a Rodolfo, él le había otorgado la tarea de inscribir su aspiración a la Alcaldía de Bucaramanga.

De destacar cómo trabajaron desinteresadamente sin ayuda de la campaña de Juan Carlos, desde su tienda ofreciendo gaseosa y amasijos, a quienes estaban pregonando y promoviendo el voto de los indiferentes, conectaron computador para dar información a los electores. No recibieron los ofrecimientos de dinero para trabajar en una campaña que ya todos suponemos. Gracias por defender principios, eso es civismo dentro de la pobreza. Espero que Juan Carlos saque un tiempito y los visite.

En Santander siguió floreciendo el Clan de los Aguilar. Mauricio sé que es un hombre tranquilo. Lo felicito y deseo que Santander salga del olvido en que lo tiene este gobierno, que pueda al fin, lograr una vía decente a Málaga. Ha sido la promesa incumplida de todos los políticos. El campo necesita vías, energía y tecnología en comunicaciones, esta es la manera de mejorar la educación de los menores. Pero sobre todo, proteger los recursos de los pobres; ya estamos hartos que los recursos de la infancia se vayan al bolsillos de los avivatos. Si le va a usted bien, nos va bien a todos los santandereanos: suerte.

Juan Carlos tiene todo un camino abierto, un concejo renovado, donde se castigó a quienes siempre lo usufructuaron, tiene jóvenes con entusiasmo y sangre nueva para trabajar por esta ciudad que tanto lo necesita. Felicitaciones y suerte. Creo que a mí se me perdió el salero.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad