miércoles 26 de agosto de 2009 - 10:00 AM

De la Yidis política a la Cuello política

Después de la yidispolítica, nos tiene con el agua al 'Cuello' el asunto de las Notarías; Santander vuelve a quedar siendo banquete de los pesimistas, en la consolidación de líderes políticos, éticos y libres de manos para actuar. Todavía estamos sin comprender cómo si se cometió un delito por parte de Teodolindo y Yidis y están en la chirona, quienes estaban del otro lado siguen tan campantes repitiendo la historia.

Y en estos trances nuestro pobre departamento sigue en la picota pública, ahora es un prestante senador de pausado hablar y sigiloso trato; vinculado en una investigación de la Corte Suprema de Justicia, quien queda en el escarnio público mostrando cómo hay más dedicación en pensar en lo propio que en el bien común, amparados en el poder obtenido de un pueblo que poco sentido tiene en escoger a sus dirigentes. Razón hay en que no tengamos carreteras, ni puentes y que poco a poco vamos perdiendo las empresas que nos forjaron los mayores. Qué tristeza, hasta dónde llegaremos a medida que se destapa esta olla de influencias dañinas.

Este barco sigue haciendo agua. Recordemos que una de las promesas de nuestro amado Presidente, era la de acabar con la corrupción y la politiquería y la verdad es que nunca en la historia de nuestra patria ha habido tanta corrupción y politiquería como la estamos viviendo, ahora arropada en un manto de culebrero paisa. Estamos llegando al borde del abismo desde donde sería muy difícil salir, todo por el afán de unos cuantos en perpetuarse en el poder a costa de lo que sea.

La seguridad tan sentida y tan explotada ya tenía un principio, antes de los inicios del primer gobierno de Uribe, oficiales troperos del Ejército con sentimiento patrio se habían impuesto la tarea de enfrentar a una guerrilla que ya había hecho tránsito al narcotráfico; el Gr. Carreño ya estaba dando la pelea, contra todos los enemigos del Estado; ¿acaso la operación Berlín no es anterior a la bandera que hoy ondea de la Seguridad Democrática? El Plan Colombia ya estaba en marcha y sus Fuerzas Militares dotadas y reestrenadas empezaban a dar frutos. Hoy vuelvo a afirmar que las instituciones armadas de nuestro país están preparadas y entrenadas para que, independientemente de quien esté en la primera magistratura y funja de comandante en Jefe, pueda consolidar una Seguridad, integral, nacional, pero con responsabilidad social.

Ñapa: Todavía no conocemos qué irá a pasar con el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, ¿qué habrá sobre el estropicio que se cierne sobre él? ¿Será que los miembros de la Junta, todos prestantes como lo sabemos, se dejarán enredar? A veces el futuro es incierto cuando estas cosas malas prosperan; no es bueno correr riesgos, por más que existan compromisos difíciles.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad