miércoles 10 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Denunciar sin sustentar es una tarea fácil

En este país hizo carrera denunciar e imputar presuntamente culpabilidades a todo el mundo, de izquierda a la derecha y viceversa. Se hace contra las autoridades, el Estado y lo peor del asunto, es que hizo credibilidad en el ciudadano colombiano, o sea, se dan por ciertas las informaciones que los medios de comunicación difunden para concentrar sintonía.

Human Rights Watch es una de esas organizacionesa las que se le hace fácil incriminar por incriminar y en vez de presentar informes donde se cotejen las estadísticas de todas las fuentes, se analicen todas las posiciones sobre un caso específico, se referencie con citas precisas y fuentes claras, se cree la única voz cantante para mirar la situación de nuestro país. En el informe reciente titulado Herederos de los Paramilitares y que ustedes pueden ver en la página web de esa organización, se analizan falencias en el proceso de desmovilización de las autodefensas, pero la gravedad radica en el capítulo –VI-  donde se acusa de tolerancia por parte del gobierno colombiano con estas bandas emergentes criminales.

Varios editoriales de medios de prensa y algunos textos de columnistas han discernido sobre dicho informe, algunos a favor, otros más mesurados y me queda la duda de si lo habrán leído con juicio, porque se detallan muchas acusaciones sin sustento, dadas por personas sin nombre y apellido, sin rango o  datos dónde cotejar su veracidad. Presento dos ejemplos clarísimos:

Por ejemplo: 'un observador internacional que trabaja en Cúcuta indicó que, especialmente en Puerto Santander, un pueblo fronterizo, la Policía habría reclutado a desmovilizados para que se incorporaran a los grupos sucesores de los paramilitares' (351), y al ir a la cita (351): 'Entrevista de Human Rights Watch con un observador internacional, Cúcuta, 1 de septiembre de 2008', esto no es más que un anónimo.

Otro hombre asintió y agregó que: 'en Pavarandó... las Águilas Negras realizan reuniones con la comunidad frente a la Policía. En Belén de Bajirá, es lo mismo: la Policía, el Ejército y las Águilas Negras' [357] y al ir a la cita (357) 'Entrevista de Human Rights Watch con un hombre de la región de Curvaradó, Chocó, 30 de mayo de 2009'. Estas referencias sin datos, no pueden sustentar la credibilidad de un acto tan delicado

Sobre esto que no es sino un chisme o de pronto un chiste malo, se arma toda una trinca de la cual el gran perjudicado es el país que va recibiendo palo por todas partes, por un decir por ahí, sin pruebas, solo comentarios anónimos con los cuales se construye todo un montaje de desprestigio a unas instituciones o a unas personas. Y para completar, este caballero chileno mete miedo en los pasillos del congreso en los EE UU, de lo cual hacen eco  quienes se dedican al cabildeo en él en contra de nuestra atormentada patria.

www.unacolombiaobjetiva.com

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad