miércoles 29 de abril de 2020 - 12:00 AM

El agua, vital para la humanidad

Sí señores de la CAS, el agua hay que cuidarla, lo mismo que las del Páramo de Santurbán donde el Gobierno Nacional todavía no se ha pronunciado
Escuchar este artículo

Ya nadie lo duda, cada 2 horas dice la recomendación para estar en contacto con ella. Habrá guerra por el agua, dicen algunos; así como otros no se preocuparán por el daño que le hacen. Para la muestra un botón, ya les había contado que los señores de Rediba están atentando contra ella en Barrancabermeja, ya los señores de la CAS tomaron conciencia de ello e hicieron una inspección ocular, lamentablemente no tomaron muestras de ella, como sí lo hicieron los que la están contaminando, quienes con comentarios jocosos decían que eso era por la caída de las hojas de los árboles, ahora lo confirmarán con su ¨juicioso ensayo de laboratorio¨. Menos mal que los vecinos del estropicio sacaron muestras para confirmar aquello del color del follaje. Como son franceses y no españoles abríamos pensado estar confundidos con sus pensamientos perversos.

Sí señores de la CAS, el agua hay que cuidarla, lo mismo que las del Páramo de Santurbán donde el Gobierno Nacional todavía no se ha pronunciado, bueno sería que hoy tome conciencia de la gravedad de un fallo permitiendo la destrucción del agua que debemos beber y ahora tan necesaria para lavarnos las manos, para cuidar de la salud.

Y a todas estas, que estará pensando el nuevo alcalde de Barrancabermeja, hasta donde va a permitir que sigan contaminando la ciénaga de San Silvestre, desde donde proveen el agua los Barramejos. El anterior estuvo guerreando hasta que lo confinaron. ¿Ahora qué, señor alcalde?

Los rellenos sanitarios sí son necesarios, ¿si no que hacemos con los residuos que producimos? Eso también es una cultura, el saber darles manejo a ellos desde que los producimos, ahí empieza el trabajo. Y existen técnicas especiales para manejarlos donde se depositan, donde se debe impermeabilizar cuidadosamente los lugares o cárcavas donde se llevan y se cubren, además de colocar los filtros de tratamientos de aguas y de gases y olores que producen. Hacerlo mal es más fácil y barato y producir el daño ecológico también.

Yo creo que la CAS tiene la palabra, ahora en nuevas manos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad