miércoles 06 de mayo de 2020 - 12:00 AM

El Ejército en el ojo del huracán

Los que sentimos a nuestro Ejército estamos esperando la pronta respuesta a las inquietudes que públicamente se han manifestado: la respuesta a quién y el porqué de este estropicio institucional
Escuchar este artículo

Y no es para menos. Preocupa a los colombianos, porque buena parte de nosotros apreciamos, agradecemos y nos sentimos orgullosos de él, por lo que han hecho por el bien de la patria, sufrimos con ellos el dolor de sus viudas, huérfanos y el de sus padres al sacrificar a sus hijos.

Sabemos que son más los buenos que los malos, que tanto daño le hacen a la Institución, no solo por esto de las chuzadas, sino por aquella corrupción que se ha apropiado de dineros que no le pertenecen.

Los que sentimos a nuestro Ejército estamos esperando la pronta respuesta a las inquietudes que públicamente se han manifestado: la respuesta a quién y el porqué de este estropicio institucional, no los que desarrollaron la logística, sino desde cuando se fue destruyendo la inteligencia militar al separar los mejores que se habían preparado para las tareas de inteligencia.

No es una casualidad que se hayan desarrollado algunas operaciones, por no decir todas, con una labor juiciosa de inteligencia como la que rescató a Ingrid, o la del general de la policía, o la baja del Mono JoJoy, para no recordar la de Reyes. ¿Que pasó con estos generales preparados durante más de 30 años de carrera de juicioso pensamiento?

Sabemos que al frente del Ejército hay un General que llegó con la capacidad, con la preparación y la moral que tendrá que afrontar este gran problema, lo conocimos cuando pasó por estas tierras, que de manos de un Dios en el que cree, sabrá dar cuenta a los colombianos, como de mantener el rumbo de honestidad y capacidad que la Fuerza ha mostrado en la Historia.

Pero no olvidemos Señor General Zapateiro que aquí pasa como con los chichones si no se revientan pronto, más daño harán y nos salpica. Pronto hay que hacerlo, como el de cortar esas manos mañosas que se meten en el presupuesto.

Los que amamos la Institución y lo apreciamos de verdad esperamos que pronto veamos la luz a través de este túnel que nos hace daño.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad