miércoles 12 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

El meridiano del mando sí pasa por Santander

Después de la tempestad viene la calma. El Ejército sobrellevó momentos tormentosos. Su estructura, forjada a través de los años, mostró que es un pilar donde puede descansar la democracia colombiana. El Gobierno, por fortuna, realizó los relevos en el alto mando, en forma inteligente y además esperada por sus miembros, dando la tranquilidad y estabilidad que el Estado necesita.

Santander fue el afortunado; llegó al Comando de la Fuerza el Mayor General Oscar González Peña. Hace algunos años, en su grado de Teniente Coronel, fue el Comandante del Batallón Caldas en Bucaramanga, también comandante de la Cuarta Brigada y de la Séptima División. Hasta hace unos días su responsabilidad era el Comando Conjunto del Caribe.

No fue una sorpresa, llegar al comando de la fuerza era apenas lógico para un soldado que se ha preparado a lo largo de su vida profesional para estos menesteres. El General González es oriundo de Florián, tierra pródiga en la formación de soldados de la patria. Debemos recordar al MG. Jairo Duván Pineda Niño, quien fue comandante de la Quinta Brigada y posteriormente Inspector General del Ejército, hoy Director Nacional de la Defensa Civil Colombiana.

Pero la cuenta sigue, el MG. Luis Alberto Ardila Silva, hoy el Jefe de estado Mayor y Segundo Comandante del Ejército. Lo conocimos también como Comandante del Batallón Caldas y hoy acompaña a su  compañero de curso en el alto mando de la institución. Tenemos también al MG Guillermo Quiñones Quiroz, Jefe de Operaciones de Ejército. Los tres pilares del alto mando descansan sobre los hombros de tres santandereanos.

En el Comando de la VII División asumió el mando el BG Sergio Mantilla Sanmiguel, quien había venido comandando varias Fuerzas Especiales del Ejército. De familia de militares, su padre el Mayor Mantilla, ya retirado, durante varios años dirigió el DAS en Santander

Ya les había comentado que en cerca de veinte Departamentos la seguridad democrática era responsabilidad de santandereanos, por eso la lista es larga; la Brigada de Aviación está a cargo de un piedecuestano, el BG. Javier Rey Navas.

Santander no ha sido ajeno a que sus hombres y mujeres asuman responsabilidades históricas en los conflictos que hemos vivido; hoy tal vez en el momento crucial que estamos atravesando no solo en la guerra de las armas sino en la que se mueve a través de la política de las instituciones y especialmente de la jurídica, con grandes repercusiones internacionales, todos deseamos que a nuestros queridos paisanos les vaya bien; de ello depende la tan ansiada paz que todos deseamos. Para ellos buen viento y buena mar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad