miércoles 05 de agosto de 2009 - 10:00 AM

El Plan Colombia no sólo son balas

Los medios sólo registran esta parte, la de la colaboración militar. Hay un gran esfuerzo de desarrollo social que poca trascendencia ha tenido, con un excelente resultado el cual ha llegado a una importante base campesina en Colombia, como pudimos comprobarlo el pasado fin de semana en un importante congreso nacional cauchero con el cual se remató la muestra que USAID realizó dentro de sus actividades en esa semana, donde también mostró los beneficios en la palma y el cultivo de cacao. Todo esto se dio en el Antiguo Hotel Bucarica, hoy, sede de la UIS.

De entrada lo que noté fue que no era un encuentro para gentes con doctorados en Harvard, o en el Instituto Tecnológico de Massachussets, o cualquier otro centro de connotados pedigrís, no, eran en su mayoría campesinos rasos, muchos asociados ya en cooperativas, gente de rompe y rasga, con deseos de luchar por Colombia, tratando de entender a unos extranjeros que hicieron un gran esfuerzo por hablar en español, todos con gran entusiasmo conscientes del beneficio directo de un esfuerzo del Estado apoyado en un plan que muchos piensan que solo es echar bala y que nosotros mismos desde muchos frentes, sin conocimiento de causa, ayudamos a vender esta imagen, desde donde se pegan nuestros gobernantes vecinos para hacernos cada día la vida más difícil.

El esfuerzo que hizo USAID esta pasada semana fue bien importante, lástima que los medios nacionales no le dieron la trascendencia del caso; oportuno era que en esta coyuntura donde se hablaba del imperialismo gringo, se mostrara esta otra cara de la moneda; el alto gobierno perdió una buena oportunidad y esta era la coyuntura precisa, donde teníamos campesinos del Putumayo, del Guainía, del Caquetá, del Guaviare, del Chocó, para contar de los lugares más lejanos, aquí llegaron sin viáticos, esto es por su propio esfuerzo.

El Dr. Jorge Cortizzoz y el Dr. Hernán Hernández pueden estar muy satisfechos, el primero, quien a través de Midas ha impulsado estos programas de la Agencia Interamericana para el Desarrollo de los EE. UU, demostró la labor cumplida. Y HH, el bueno, quien con inmenso tesón ha promovido el desarrollo campesino en varios frentes, especialmente el del Caucho. Felicitaciones, el país les pagará.

Uno siente que hay un buen futuro y aprecia la realidad de la ayuda extranjera, que otros gobiernos no quieren ver. El mundo agradecerá este esfuerzo, no nos olvidemos que de estas grandes plantaciones, nacerá la parte buena de un secuestro, el que se refiere a capturar el CO2 de la atmósfera, con lo cual se conseguirán grandes beneficios para la humanidad. Esto que expongo es la percepción social de un problema y su solución, -no soy técnico- lo que demuestra que el Plan Colombia no es solo echar bala. Lástima que tan pocas bolas le paramos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad