miércoles 21 de agosto de 2019 - 12:00 AM

La historia

si al Dr. Álvaro Gómez Hurtado no le hubiesen cerrado el camino con la muerte, la polarización no sería una forma de gobernar
Escuchar este artículo

En este pobre país del Sagrado Corazón, si no hubiesen ocurrido los grandes magnicidios que se han realizado en nuestra sufrida patria: Gaitán, Galán y Gómez.

Sí, la historia sería contada de otra manera, con Jorge Eliécer Gaitán se quebró una gran esperanza de haber logrado un cambio en quienes siempre habían tenido el poder, seguramente él hubiese conseguido las conquistas sociales. En la igualdad, lo que otros trataron de lograr a prometer cerrar la brecha entre las distintas clases sociales, este era su propósito; muy seguramente Marulanda no se hubiese enmontado a promover las Farc, con lo cual el camino del narcotráfico hubiese sido mucho más difícil.

Así como frenó en su época el crecimiento del comunismo, hoy la Izquierda no hubiese florecido, por no tener abonado terreno donde desarrollar este populismo de clases

La historia igualmente hubiese sido otra si Luis Carlos Galán Sarmiento, hubiera llegado a la Presidencia, el narcotráfico no se hubiese apoderado del país, y la corrupción, habría encontrado desde el Estado todas las formas para enfrentarlas, seguramente se habría logrado que ese cáncer corruptor no hubiese hecho metástasis en las Altas Cortes de tal suerte que la justicia hubiese hecho tránsito por mejores caminos.

Estos dolores de patria fueron por el lado Liberal, por el Conservador: si al Dr. Álvaro Gómez Hurtado no le hubiesen cerrado el camino con la muerte, la polarización no sería una forma de gobernar, siempre insistió en que habría que hacer un acuerdo sobre lo fundamental, para que el país recobrara sus mejores rumbos.

Sí, otro gallo cantaría en nuestra adolorida patria. Hoy vemos que la frase del ex Presidente Turbay se hace repetitiva en todo el territorio Nacional: ¨La corrupción hay que llevarla a las justas proporciones¨. Mejor que venga el diablo y escoja.

Ñapa: ¿Porqué no te callas? Es lo que seguramente le diría el Rey de España a nuestro locuaz Alcalde; todo los días nos desayuna con una trastada, a lo cual nos tiene acostumbrado, ya me parece que las cosas pasan de castaño a oscuro y más, cuando no sabe del tema.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad