miércoles 15 de enero de 2020 - 12:00 AM

La madre tierra

No podemos seguir jugando con candela. Si sigue subiendo la temperatura el deshielo será mayor, se inundarán muchas ciudades.
Escuchar este artículo

Cobra sus cuentas. Ya lo vimos en Girón cuando el río recuperó su cauce, el que había sido ocupado por viviendas en una urbanización que no ha debido ser, la tierra -como siempre lo hace- recupera lo que es suyo.

La naturaleza tiene muchas formas de expresarse, hoy está empeñada en notificarle a la humanidad que no puede alterar el equilibro de su entorno, y si es ciega en no atenderla, va provocando a lo largo de ella eventos como inundaciones, terremotos, sunamis y ahora grandes incendios. Algunos los vimos muy cercanos, como los del Amazona; también los hubo en California y en la cuenca del Congo, e Indonesia. Ahora uno de los incendios más devastadores en la historia lo estamos viendo en Australia, donde el humo ya se percibe en Chile, y con grandes pérdidas en bienes y vidas humanas y especialmente de animales. Millares tendrán que ser sacrificados porque en el estado en que se encuentra Australia, no podrán supervivir o atentarán con la supervivencia de los australianos.

Mientras esto pasa, el mundo sigue ciego, sordo y mudo. En los medios circulan mensajes llamando a la cordura, solicitando que cada ser humano que habita este mundo tome conciencia porque también tiene responsabilidades y compromisos en proteger el medio ambiente, o el cambio climático acabará muy pronto con la humanidad.

Hay que proteger el agua, desde el consumo mismo de ella, dejar abierta la llave es despreciar la vida misma. Proteger los bosques, disminuir las basuras, compartir el uso del vehículo, algunos hablan de aprovechar siempre el transporte masivo.

El mundo tiene que entender que no se pueden seguir utilizando combustibles fósiles. Ya en Europa se está utilizando en el transporte público vehículos híbridos: eléctricos y gasolina o gas. En Barcelona el vehículo de más de 20 años tiene restricciones, no pueden circular en la ciudad sino hasta las 8 a.m. y luego a las 8 p.m.

No podemos seguir jugando con candela. Si sigue subiendo la temperatura el deshielo será mayor, se inundarán muchas ciudades.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad