miércoles 10 de junio de 2020 - 12:00 AM

La misión militar de los EE.UU.

Qué bueno que esos que dizque nos vienen a enseñar se enteren de la realidad de nuestro esfuerzo y lo transmitan a los de más arriba que esto sin ayuda es muy difícil.
Escuchar este artículo

Que ha llegado a Colombia, ha despertado grandes polémicas y ácidos comentarios en los medios; algunos hablaron de tropas y nos imaginamos a varios C 130 de los EE.UU. desembarcando hombres, blindados y armamento. Sí, un ejército como algunos dicen, otros que faltó el permiso de los padres de la Patria en el Senado. La verdad es que no es ningún ejército, son apenas 48 hombres sin blindados y sofisticadas armas, como los que fueron detrás de Bin Laden.

Dicen que son expertos y nos vienen a enseñar. Lo dudo. Porque nuestros soldados, todos de extracción humilde, muchos campesinos, son ya experimentados a lo largo del sufrimiento que han tenido en esta larga violencia; aupada por el narcotráfico: con cicatrices suficientes que han hecho de este ejército colombiano, uno, que muy pocos tendrán que enseñarle.

Nos quejamos de que nos dejan solos en la lucha contra el narcotráfico, ojalá vinieran de países europeos, para que vieran como nos toca bregar, para tratar que el mundo no se invada de esas drogas malditas, que a nosotros nos dan muertes y a los de afuera los enriquece.

Qué bueno que vean cómo hay soldados dedicados a erradicar mata a mata de coca, defendiéndose de las organizaciones fuera de la ley que viven del narcotráfico, y de los mismos campesinos donde su pobreza los obliga a sembrar esas matas malditas para que sus familias sobrevivan, que vean que necesitamos que esos países que nos visitan, vean que necesitamos que se metan las manos al bolsillo, para poderles ofrecer a estos campesinos soluciones que les permitan subsistir, sin caer en manos de esos que se enriquecen con el negocio y no los dejan salir; por eso es que asesinan a los lideres campesinos que quieren otra mejor vida para los suyos.

Qué bueno que esos que dizque nos vienen a enseñar se enteren de la realidad de nuestro esfuerzo y lo transmitan a los de más arriba que esto sin ayuda es muy difícil. Aquí, también hay muchos camuflados que quieren torcer la realidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad