miércoles 23 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Llegó el momento de decidir

Algunos dicen que la Constitución del 91 le abrió las puertas a tantos latrocinios. La verdad no es la Constitución la responsable, somos nosotros los que elegimos mal
Escuchar este artículo

Desde el año 91 con la elección de alcaldes y gobernadores se le entregó a los ciudadanos la responsabilidad de definir su futuro. Algunos dicen que la Constitución del 91 le abrió las puertas a tantos latrocinios. La verdad no es la Constitución la responsable, somos nosotros los que elegimos mal y especialmente aquellos indiferentes que no participan y dejan que minorías corruptas se apoderen de los presupuestos oficiales.

A eso hay que sumarle la politización de las Fiscalías, Procuradurías y Contralorías, que han permitido con su silencio la proliferación de todos esos entuertos, que han llevado a la desaparición de los partidos políticos, para dejar que la delincuencia de todas las formas se apodere de los poderes regionales para enriquecerse con él y empobrecer las regiones.

Un ejemplo es la rapidez con que actuaron contra el Alcalde de Bucaramanga, mientras todavía andan en los despachos los procesos contra ex Alcaldes y Gobernadores. Sí están politizados; si fueran pronta y cumplidas, también hubiesen fallado lo atinente al Gobernador de nuestro Departamento. No condeno a nadie, simplemente debe pronunciarse con el mismo cartabón que miden a uno y otros.

Lo que tenemos por definir es importante, recuerdo cómo aquellos que han manipulado el poder de la región decían: donde se apunta Luis Ernesto, pierde. Claro, lo reconozco: prefiero perder con Rafael Ardila Duarte y no ganar con Iván Moreno Rojas, felices ustedes dirían porque abrieron la puerta a los desastres de esta ciudad; preferí perder con Martha Pinto de De Hart, es mejor personas de este talante, que como ellos, ganan con Lucho Bohórquez (sub judice) o Fernando Vargas ya sancionado.

Prefiero seguir perdiendo con Juan Carlos Cárdenas, si así lo deciden las componendas por mantener las manos en los presupuestos. Lo conozco desde que era cajero en Granahorrar, se hizo profesional con el esfuerzo de su trabajo, hizo carrera en cementos Diamante y llegó a ser vicepresidente en Cemex. No tiene experiencia en la cosa pública. Ariel García y Jaime Beltrán sí, en los gobiernos de Lucho Bohórquez y Fernando Vargas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad