miércoles 04 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Los 100 años de Vanguardia

Mucha historia ha corrido por debajo del puente con las cuales se ha escrito no solo la historia de la región sino del país
Escuchar este artículo

Llamenté profundamente no poder asistir a la celebración de los 100 años de Vanguardia. Compromisos familiares fuera de la ciudad impidieron poder estrechar la mano de quienes durante tantos lustros no solo han informado, sino se han convertido en conciencia marcando el norte de este sector de los colombianos.

Tuve la fortuna de conocer y compartir momentos con su fundador, especialmente cuando se trataba de asumir responsabilidades con el Partido Liberal y algunos en la sana paz de sus descansos en la Mesa de Los Santos.

A lo largo de tal vez 40 años de participar como columnista, por generosidad del periódico, con el Doctor Alejandro Galvis Ramírez compartí muchos de sus eventos, unos felices, otros trágicos: como la destrucción por el terrorista Pablo Escobar, el que no cambió su rumbo sino endureció su carácter.

Lamento no haber escuchado la alocución de Alejandro Galvis Blanco, recordando la historia del recorrido del periódico y de sus forjadores. Hoy le imprime una nueva dinámica, con ajustes en el nombre, modernizándolo, manteniendo la libertad de pensamiento como su voluntad de denunciar las malas prácticas y todas las actividades que van en contra del bien común de los ciudadanos.

Mucha historia ha corrido por debajo del puente con las cuales se ha escrito no solo la historia de la región sino del país, hoy hay una joven gerencia y nueva Dirección, ahora a cargo de Diana Saray Giraldo, en una época donde la tecnología y la novedad en los medios de comunicación imprime nuevos retos que tendrán que superar, el camino ya se ha empezado a recorrer, la competencia es grande. Ya en el mundo se tiene acceso a vanguardia.com, donde colombianos y extranjeros accederán a las noticias y a las opiniones del periódico. La globalización se impone.

El reto continúa, más ahora que nunca, se tiene que afrontar las nuevas elecciones en octubre donde quienes perdieron el poder en nuestra ciudad están al acecho, solo la conciencia ciudadana que se cree podrá salvarnos. La opinión debe detenerlos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad