miércoles 26 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Los desechos o presa de relaves en Santurbán

el Dr. Ricardo José Lozano Picón, no puede pasar a la posteridad, como el Santandereano que no afrontó una seria responsabilidad con sus paisanos, cuando más lo necesitaban.
Escuchar este artículo

Algunos se refieren como una bomba de tiempo. Esta es mi tercera columna sobre el tema; lo amerita, habría mucho que decir, pero es tal vez el aspecto más delicado de lo que puede ser la explotación minera de Minesa en Santurbán.

Hablar de los largos túneles y su posible afectación de las aguas subterráneas es algo que los técnicos tienen que debatir y el no tener idea de ello sería mantener las especulaciones sobre el tema. Por eso he tratado de enterarme de lo que sería el largo pasivo Ecológico que dejaría Minesa a las próximas generaciones.

Este depósito de relaves de la extracción en los túneles es molido y dejado sobre una superficie de un poco mas de un kilómetro y apilado hasta una altura de 100 mts. Algunos consideran que serán cerca de 36 millones de toneladas procesadas, que si bien es cierto Minesa advierte que será construido con la tecnología más moderna, y que encajan en la legislación canadiense porque Colombia no las tiene.

El geofísico Steven Emerson dice que construir este depósito de almacenamiento del proyecto minero de Soto Norte es muy peligroso y nos recuerda las 2 tragedias ocurridas en Brasil en el estado de Minas Gerais de cerca de 3 centenares de muertos y otro tanto de desaparecidos, además del desastre ecológico de su entorno.

El que nos dejan puede hacer desaparecer a Suratá, contaminando ríos y quebradas hasta llegar a la bocatoma de Tona, lo que contaminaría el agua de mas de 2 millones de habitantes.

Estos derrumbes han ocurrido en Méjico, Chile, Brasil, Canadá y los EE.UU. Estos se planean secos, pero la humedad ambiental y las lluvias la hacen fluidas y sin contar con los temblores que nos agobian, van socavando la estabilidad de esta estructura que se derrumbará, como ya lo vimos en el relleno sanitario en Girón y en Bogotá.

Sí, es una bomba de tiempo; el Dr. Ricardo José Lozano Picón, no puede pasar a la posteridad, como el Santandereano que no afrontó una seria responsabilidad con sus paisanos, cuando más lo necesitaban.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad