miércoles 13 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Los señores de EPM

Llegaron a la ESSA respetando a Santander. Muestra de ello es el nombramiento del nuevo Gerente General, el Dr. Carlos Alberto Gómez, profesional respetado en el sector energético y además viejo funcionario de esta misma institución, a quien todos conocimos de su gestión transparente en Ecogas; santandereano por supuesto.

A riesgo de recibir de nuevo comentarios destemplados y algunos de pronto agresivos, he querido manifestar en este artículo mi criterio sobre lo que le está aconteciendo a la ESSA. No dudo que como el cuento de la viuda que entra al cementerio, -pero que no voy a seguir contando-, todos lo llorarán por donde más lo sienten. Creo, no me pueden desmentir, que nuestra ESSA siempre fue un fortín político a través de su historia. Había que tener contenta a la dirigencia política en nombramientos y contratos.

Hoy las cosas tienen que ser distintas. Los señores de EPM, una empresa comercial del Estado, compiten con eficiencia con el sector privado y esto no es cualquier cosa, al hacerlo con las multinacionales que han llegado a nuestro país en los sectores de los servicios públicos y las comunicaciones. El compromiso adquirido por el sector político de Antioquia hace 50 años de mantenerse alejado de ella, en una empresa que aglutinaba los servicios de acueducto, energía, teléfonos y de aseo de propiedad de la ciudad de Medellín, la dejó crecer hasta convertirla en una multinacional que habla de tú a tú con el sector privado y que lleva además importantes dividendos a una ciudad que crece y se fortalece socialmente.

Nosotros también tuvimos nuestras empresas públicas. Por esa época y en la misma forma, todos sus servicios estaban integrados menos el acueducto. Poco a poco la fuimos disgregando para satisfacer intereses que no propiamente eran los del bien común. Así es: ¿de qué es que estamos bravos? Mejor una envidia sana y corregir nuestras falencias, para dejar un mejor futuro a quienes nos sobrevivan. Bien por Serpa, que le deja unos buenos dividendos anuales al Departamento.

Yo tengo el optimismo que los de EPM, que ya tienen grandes intereses por estos lares, vengan más bien a hablar pingo y no a ponernos a hablar paisa. Debemos juntar nuestras fortalezas para generar beneficio y desarrollo por estas tierras, acrecentando nuevos valores. Es mejor asociarnos para un mutuo beneficio, que enzarzarnos en peleas y polémicas desastrosas. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad