miércoles 16 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Más de lo mismo

Ya habíamos hablado de nuestros Capitanes Dreyfus y prometía seguir con el tema, bien. Los Organismos judiciales están construyendo un camino con muchas trochas en Colombia. Las Cortes ya han interpretado que los procesos de algunos políticos con los llamados 'paras' pueden ser remitidos a la Corte Penal Internacional bajo la figura de crímenes de lesa humanidad.

Los medios ya acuñaron el término de 'falsos positivos' y ya algunos abren  la idea de los procesos 'para–castrenses'. De esta hipótesis desmesurada a abrir una similar vía, hará que  varios miembros de nuestras Fuerzas Militares no solo tengan que defenderse dentro del país, sino con seguridad ante Cortes Internacionales. No todas las investigaciones que abre la Justicia son iguales y se están echando a todos en el mismo saco, lo cual nos llevará a una crisis de la confianza de seguridad en el país. Muy seguramente eso querrán algunos sectores, pero eso es precisamente lo que debemos evitar. Se trata de implantar la tesis que los altos mandos deban responder por los presuntos delitos que cometan sus subalternos.

Supuestamente las responsabilidades son individuales en cuestiones de Justicia. Esta semana trae la prescripción contra los miembros del M19 y los colectivos de abogados de las víctimas pasan callados, entonces su función es: ¿la verdad? o atacar al gobierno, como 'supuesto' único culpable en lo del Palacio de Justicia..

¿Quién habrá de salvarlos? El Ejército ha sido la columna vertebral del árbol de la democracia colombiana y con todo el respeto, por algunas manzanas podridas no se puede generalizar la historia en la Institución. Eso es uno de los grandes males que aqueja la realidad colombiana – tanto para políticos como militares-, dar por hecho que son culpables a menos que se compruebe lo contrario.

Muchas decisiones se han tomado en caliente, donde con juicios apresurados, se lesiona la persona, la familia y la Institución; y más tarde cuando todo sea aclarado, vienen las demandas al Estado, son muchos los billones  de pesos de los contribuyentes, que están en juego, alguien decía que son más de 70 reformas tributarias para restituir el honor perdido. No tengo la menor duda que han existido crímenes execrables propiciadas por las ovejas pérdidas que inmenso daño le han causado a las Instituciones Armadas y que además han abiertos las puertas para utilizar todos eso procesos como una de las formas de lucha por los grupos al margen de la ley, apoyados por organizaciones que cómo ya lo vimos, no tiene el menor recato en reconocer ante el mundo, su compromiso con estos grupos terroristas; como lo vimos en la pasada cumbre Continental Bolivariana en Caracas. Cuántas cosas de pronto sin querer queriendo como dice el chapulín, somos los mismos gestores del mal.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad