miércoles 21 de julio de 2021 - 12:00 AM

Qué costo tan alto

Es importante que al país se le hable con franqueza en lo que tiene que ver con la realidad en la protección de las diferentes vacunas
Escuchar este artículo

El que estamos pagando en esta pandemia, no solo es el económico y el desempleo, eso se puede solucionar y lo vamos a hacer, es el de las vidas que está cobrando, eso sí no tiene retorno. Y los que conozco estaban vacunados, siendo esto la gran incógnita, con lo cual quedan en juicio estadísticas y afirmaciones, estamos viendo como amigos muy cercanos están falleciendo vacunados.

Ya hemos pasado por la tristeza de despedir a Luis Miguel Jiménez, a Pedro Gómez, la lista es larga, tenemos ahora a Rafael Ardila, muy delicado y de pronóstico reservado. Dios quiera gane la batalla, porque todavía tiene mucho que hacer en la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Allá también ha habido ya dolorosas pérdidas, en profesores y personal administrativo. No nos queda sino orar porque la respuesta al mal ha sido juiciosamente atendida por los médicos.

Pero me pregunto, ¿cual es la verdad de la protección de las vacunas? Sabemos que es muy importante guardar todos los cuidados como: la distancia, el tapabocas y el lavado de manos. Las reuniones tienen su interrogante, no se sabe con qué juicio otros se cuidan. Esto va para largo, porque lograr la inmunidado de rebaño solo se conseguirá cuando haya un numero muy alto de “vacunados” y contagiados.

En muchos países en Europa están recogiendo velas y volviendo a cuidados masivos, porque se les han incrementado los contagios y la mortalidad, están tomando cuidados con quienes los visitan; los franceses admiten a vacunados, pero la vacuna china no la aceptan y de eso estamos plagados en el país.

Es importante que al país se le hable con franqueza en lo que tiene que ver con la realidad en la protección de las diferentes vacunas, los ‘gringos’ están regalando la vacuna china porque allá no la utilizan, los chilenos la utilizaron masivamente y hay que ver cuáles fueron sus resultados, al parecer no fueron muy buenos.

Es importante pensar si necesitamos un refuerzo a quienes recibimos la vacuna china o es necesario cruzarlo con otras, pero la realidad monda y lironda es que nuestros amigos se fueron vacunados.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad