miércoles 27 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Reinventarse

Reinventarse no será fácil, pero hay que hacerlo. Ajustar esta nueva vida será como hacerlo como con un reloj suizo, para que todos los engranajes fluyan; no solo es producir, es tener quién compre, y con qué.
Escuchar este artículo

Palabra que se pondrá de moda. Ya vamos para tres meses de encierro y seguro que a los viejitos nos seguirán dando la misma receta, con una asoleadita un par de días a la semana.

Seguramente se tendrá que vivir diferente a lo que estábamos acostumbrados y es lo que los sabios de la pandemia llaman reinventarse, esto tiene que ser en todos los frentes que tienen que ver con la vida y milagros del ser humano.

Empezando por decir que el día será de 24 horas, porque nos tenemos que repartir, para no congestionar el transporte, como lo recomienda doña Claudia, la mandamás de Bogotá; y en eso tiene razón, porque los buses no estarán llenos. Con esta limitación hay que distribuir el turno de trabajo en las empresas, lo mismo que en el comercio; ya no cerrará de noche, para alegría de las empresas de energía, donde les aumentará el consumo.

Por eso aquello de reinventarse es algo más complejo de lo que pensamos, debemos empezar por ajustar las normas que tiene que ver con la ley Laboral, porque si es con la actual, los costos del trabajador nocturno, serán altísimos y las empresas no lo resistirán ni podrán competir con aquellos donde la regulación es diferente, así es que los paganinis serán los que se echarán para que algunos puedan trabajar, quien escoge, ¿será como los respiradores cuando había que dejar morir a los viejos para que los jóvenes pudieran vivir con aquello del COVID-19?. Esto lo tendrán que entender los trabajadores para salvar el empleo de sus compañeros. Reinventarse esa es la palabrita.

Habrá que revisar los costos del combustible, señor gobierno, porque los buses no irán llenos, así como los tiquetes en los aviones, etc.etc. Reinventarse no será fácil, pero hay que hacerlo. Ajustar esta nueva vida será como hacerlo como con un reloj suizo, para que todos los engranajes fluyan; no solo es producir, es tener quién compre, y con qué. El consumo habrá que incrementarlo y no será con un par días sin IVA, señor ministro, así como regular tarifas de servicio y bancos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad