Publicidad

Luis Ernesto Ruíz
Martes 23 de enero de 2024 - 12:00 PM

Se lo tragaron entero

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Eso es lo que podíamos decir sobre la “masacre” del derrumbe en el Chocó. Muchos nos preguntamos ¿por qué había una cola de carros si no había amago de derrumbe, si lo que sucedía era la presencia de una lluvia copiosa?

Lo que se comenta a soto voces era que los indígenas tenían un retén, estaban acostumbrados a creerse dueños de la vía y cobraban peaje, al parecer era 100 mil pesos por vehículo. Los Cholos (como se les llama) habían dicho que en la mañana del día siguiente ya podían pasar sin ningún costo. Los usuarios de la vía Carmen de Atrato - Quibdó ya habían cancelado antes en otro reten suma parecida y se negaron a seguir siendo extorsionados; por eso ocuparon una casa que les dio posada y medios para soportar este estropicio.

Algunas familias regresaron y se salvaron de vivir esta tragedia. Es una ruta muy angosta, sin ninguna intervención por parte de gobiernos que por lo menos estabilizaran taludes; además donde parte de estos presupuestos cogieron ‘las de Villadiego’.

La naturaleza cobró cuentas y generó este “genocidio”, en el que los culpables gozan del silencio cómplice de este gobierno, que no solo ahora pasan ‘de agache’, sino que desde el pasado eran quienes apoyaba todos los estropicios que generaban por doquier. Obligaban a las autoridades a quedarse de brazos cruzados y a veces humillados, hacer que ellos fueran unos seres que podían obrar sin control, como lo hemos visto.

Claro que pasan de agache, porque si no, ¿a quienes van a meter en buses para llevarlos cuando Petro los necesita?

Este es un problema que merece ‘meterle el diente’, yo respeto que tengan sus resguardos y perpetúen en la historia sus tradiciones, son la raíz desde donde se consolidó nuestra patria. Sí, deben tener su gobierno, pero no pueden ser unas repúblicas independientes. Deben respetar la Constitución que nos rige a todos sin excepción.

Caso como este, vivido en el Chocó, no pueden tener la complicidad de los medios quienes tienen en la penumbra la verdad de la tragedia, eso no está bien, ¿quién los amordazó?

Señor Presidente, esto merece que se conozca y se corrija. Es un trago muy duro de pasar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad