miércoles 03 de julio de 2019 - 12:00 AM

Sí se puede

Juan Carlos Cárdenas, persona que conocí desde que trabajaba como cajero y de noche estudiaba, que no tuvo padrinos, sino capacidades

Es el lema que debemos utilizar los santandereanos y de pronto si nos lo proponemos, los colombianos, para empezar a ponerle la talanquera a la corrupción en las elecciones de octubre.

Estamos viendo que el propósito de los partidos es no darse por aludidos, ya lo vimos con la Ley Anticorrupción en el Congreso, y en lo que se está hablando de los avales de los partidos, en donde lo importante es cuánto tiene para la campaña, sin importar cuántos contratos ha firmado en busca de dineros para continuar en el poder.

Tenemos uno con señora parlamentaria y aspirante a la Alcaldía de Bucaramanga, el señor Fredy Anaya, y un parlamentario con señora aspirante a la Alcadía de nuestra ciudad, la señora Claudia López, además tía de Didier.

Está el clan Aguilar, el exalcalde de Barrancabermeja Elkin Bueno Altahona, quien tuvo rifirrafe con las ÍAS.

La casa Serpa ya tomó partido con Leonidas Gómez, no sabemos cuánto le van a cobrar por haber entregado su curul en el Congreso, de paso se ganó los pesitos que da el Gobierno, que no son pocos, y va por unos nuevos que se darán gane o pierda.

En esa tarea se encuentran varios, por eso al Estado le cuestan mucho todos esos estropicios electorales.

Pero mi cuento va a que sí hay candidatos que pueden ser muy buenos Gobernadores o Alcaldes, seguro que como candidatos no trascienden, a no ser que se bajen los pantalones en las protestas para que los medios los mantengan en los medios; ahora hay redes sociales, que bien utilizadas pueden proyectar la imagen en la comunidad.

He visto a uno muy trabajador el doctor Juan Carlos Cárdenas, persona que conocí desde que trabajaba como cajero en Granahorrar y de noche estudiaba, que no tuvo padrinos en la vida, sino capacidades para echar para adelante, llegó a un alto cargo en la Multinacional Cemex y trabajó en Colombia y creo que en el Ecuador; mi propósito es hablar de lo bueno que encontremos.

Ya veremos, empezaremos a espulgar, pero necesitamos entusiasmo para participar.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad