miércoles 23 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Sin vías no hay desarrollo

Con esa frase se registró el proyecto para vías por parte del Plan de Desarrollo Departamental en manos de Horacio Serpa, donde el informe del estado de las vías de Santander que recibió era francamente alarmante. Sólo el 22% en pavimento en vías secundarias y en terciarias un verdadero desastre, apenas el 0,43%.

Es cierto que van dos años apenas de su mandato y pedir milagros en épocas de vacas flacas es difícil; pero entre todos –y principalmente con tan buenos representantes que tenemos- debemos empujar al Gobierno para que nos eche una manito para obtener los créditos necesarios y así realmente tener vías de competitividad. Hay tantos ejemplos de vías en crisis que no alcanzaría la columna para relacionarlas, pero debería haber suficientes respuestas o proyectos de mediano plazo para una mediana satisfacción. ¿Cómo es posible que la doble calzada de Bucaramanga a Cúcuta, que fue la única opción que nos dejó el Gobierno Central,  vaya a ser construida a partir del kilómetro ocho? ¿Por qué no se puede a partir del kilómetro cero? Debemos pensar que la primera imagen de nuestra ciudad que se da a los negociantes del vecino país, es la de sus vías de ingreso. La salida por el norte de Bucaramanga hacia la Costa también produce pena. Aquí podría haber una buena ayuda del alcalde Fernando Vargas con sus amigos de Palacio.

Otro caso es la vía Girón – Zapatoca. Si salimos desde esta última se tienen unos kilómetros bien pavimentados, pero llegando a Girón en unos 20 kilómetros sigue siendo una trocha veredal. No es justo con la gente de esa región y mucho menos con el barrio de los damnificados.

Entre otras cosas, parece que la ayuda les llegará a los nietos (no podemos culpar a nuestro querido amigo el Loco Quintero). De todas maneras se le agradece al Señor Alcalde Dr. Quintero, el esfuerzo que ha hecho con la moto niveladora, en unas vías de carácter terciario.

Barrancabermeja y sus alrededores, son territorios olvidados en vías terciarias y la Provincia de Mares que es una región vital en la economía de este departamento, se afecta seriamente si no tiene vías rápidas de comunicación.

La región de García Rovira siempre se ha visto engañada por las promesas de una buena vía a Málaga, porque desde Curos sólo están diez kilómetros pavimentados. Clasificándola como vía primaria piensan dejarle la responsabilidad al gobierno central, pero ya sabemos de las promesas del Ministro del Transporte.

Esperemos que el niño Dios se apiade de nosotros y nos haga un milagrito para el año 2010 y como siempre, que los futuros Congresistas reciban los voticos que esta necesidad deja.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad