miércoles 10 de julio de 2019 - 12:00 AM

Un colombiano preocupado

Los colombianos tenemos que proteger el camino recorrido en la reconciliación y paz, los buenos son los más

Ese soy yo, por no decir, todos los colombianos. Ya tenemos varias semanas donde se pone en el ojo del huracán a varios altos oficiales del Ejército de los colombianos, institución que goza de un gran aprecio como así lo registran las encuestas.

Coincide todo esto con las objeciones de la JEP, con la situación de Santrich, su revuelo con la detención y posible extradición, y ahora con su reciente desaparición; es como si algunos sectores interesados en crear frentes de ataques en esto que ya todos conocemos como las diferentes formas de lucha, los aticen.

No quiero en ningún momento defender ningún caso de los altos oficiales implicados y denunciados por la revista Semana, los que deben ser muy prontamente resueltos por las autoridades encargadas de resolver estas graves acusaciones. Siempre digo que cuando el río suena no fue porque se ahogó la orquesta.

Solo quiero salvar mi opinión sobre un General que aunque no lo conozco y ya en mis cerca de 40 años de estar cerca a la institución, nunca registré un comentario que no fuera el de una carrera brillante, el General Martínez. Desafortunado el manejo sobre la circular de la cual se quiere sacar del sombrero, como el mago una invitación a torcer la ley y las buenas costumbres que han imperado en los últimos años.

Así, como opino que se han manejado mal algunos hechos, este de no producir rápidas y contundentes informaciones sobre las denuncias presentadas en Semana nos lleva a motivar grandes y serias preocupaciones.

Como ya varios y enjundiosos columnistas resaltan la necesidad de proteger la Institución Armada que tanto bien le ha hecho a nuestra democracia, reconocer que el tamaño de esta, la que supera los 200 mil hombres, bien puede tener personas que que se salen de los cánones del honor y las buenas costumbres y cómo las frutas podridas en el canasto deben salir pronto de el, a la basura como es lo indicado.

Los colombianos tenemos que proteger el camino recorrido en la reconciliación y paz, los buenos son los más, ya los hemos visto, protejámoslos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad