miércoles 09 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Un país que no se entiende

Un país de tontos que ha fomentado el crecimiento desmedido de la corrupción especialmente en la costa
Escuchar este artículo

Empezando por los extranjeros que llegan a nuestra tierrita con temor y prevención por lo que ven en los noticieros siempre malas noticias, solo nos solazamos cuando vemos los triunfos de nuestros deportistas, y al recorrerlo se convencen que esa no es nuestra Colombia.

Pero la verdad es que todo es contradicciones: la misma corte que salvo a Santrich de la extradición por narcotráfico y escapó, es la que sienta ante el banquillo de los acusados por primera vez en la historia a un presidente, después de haberle negado la posibilidad de una versión libre como él mismo hace tiempo lo había pedido. Esa es la misma que se enredó en la telaraña de la Toga. ¿Qué estará pasando este miércoles?

Un país que ha vivido el descache de nuestro mandatario en la ONU, que oso como dirían los pelados, presentar documentos que no podía soportar sus denuncias y además darle papaya a Maduro y compañía.

Un país de tontos que ha fomentado el crecimiento desmedido de la corrupción especialmente en la costa en donde ya se han denunciado los clanes familiares que se han adueñado de los presupuestos territoriales donde una de sus alfiles, que además de hermosa, inteligente, con garra y sexo se enquistó en el clan Herlein para hacer carrera política y aproximándose a otro, el de los Char para llegar al Senado, protagoniza una escape que pronto lo veremos en telenovelas, como nuestros canales de TV nos tienen acostumbrados para publicitar todos nuestros males, y perderse en la tierrita o en tierra extraña.

Así le cumplieron los que estaban asustados, porque amenazaba de prender el ventilador. Poco nos falta saber que la que se desculó por la ventana no era Aída Merlano, y que ella salió por la puerta de la cárcel. ¿la del video era de pelo corto, gordita y feita?. Tenía en que soportar la caída.

Sí, el país está sumido en la corrupción, nosotros somos los culpables, como dice el meme: ¨El país no se arregla hablando mal de los corruptos, sino dejando de votar por ellos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad