miércoles 25 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Luis Ernesto Ruíz

Una semana crucial en nuestra historia

Y no es para menos, este próximo domingo nuestra atormentada patria va escoger cual es el futuro de ella, y tenemos mucho de culpa. La llegada de este gobierno, que promovía el cambio, tenía que ver con lo hastiado de un país que siempre andaba en manos de los corruptos. No había un lugar donde no se hundiera la mano en podredumbre.

No podemos negar la responsabilidad nuestra para que llagara un candidato hablando de cambio, escondiendo en piel de oveja las orejas de lobo hambriento por morder el poder del Estado, acabando con él para poder perpetuarse enquistado en la pobreza. Creando el odio de clases y acabando a los empresarios que son los que generan empleo estable.

Solo nos podemos oponer llevando la gente honesta y capaz, que pueda ordenar todos los desbarajustes a que en muchos lugares se ha llegado. Nuestro caso es un lugar sin esperanza, si seguimos eligiendo los mismos que durante muchos años ha detectado el poder, miren no más, veamos cómo estamos aislando en cada invierno con el magdalena medio y otras veces con el centro del país.

La mediocridad de la clase política, los permanentes sinsabores con quienes han orientado el gobierno de nuestro departamento nos muestran que cada día que pasa le toca al sector privado, que es el único que empuja, luchar con la desventura.

Ya es hora que salgamos de este desastre y escojamos bien, escrutando quienes son los que manejan el poder detrás del trono. Ya hemos visto como exalcaldes y exconcejales han manipulado el poder y ahora quieren ser gobernadores y otros, alcaldes. Recuerden el gran ejemplo de los personajes detrás del poder de la Cdmb, hicieron hasta para vender y todavía las ‘ias’ no arreglan ese entuerto. ¿Todavía quieren más?, ahí están los mismos con las mismas.

Y si por la gobernación llueve por la Alcaldía de Bucaramanga no escampa. Me refiero a ella por el liderazgo que debe tener en el área metropolitana, es importante elegir una administración sana que pueda echar para adelante con todo lo que nos falta. Pensándolo bien solo hay una que lo puede hacer.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad