miércoles 01 de abril de 2009 - 10:00 AM

Unas son de cal

Y otras son de arena. La semana pasada comentando la percepción que se tiene de la ciudad, en lo cual me mantengo, reclamaba una mayor atención de la administración municipal en materia de: aseo, movilidad y me faltó seguridad. Hoy quiero valorar la tarea que realizó nuestro alcalde en su proceso de consolidar a Bucaramanga como ciudad de negocios, al concretar la organización del Clúster de la confección.

Es bien cierto que para exportar se puede hacer en forma individual; así se viene haciendo desde hace años y en esta forma han crecido y desaparecido varias empresas en Santander. Pero si se trata de ser competitivos y conquistar mercados masivos especialmente en almacenes de grandes superficies, se necesita que la unidad haga la fuerza y en esto el Dr. Fernando no anda equivocado.

Importante me pareció su presencia como la del señor gobernador de Santander en la reunión de gobernadores del BID en Medellín; tenemos que aprovechar esas oportunidades para conseguir los recursos para nuestras grandes obras, como la del embalse del río Tona, propuesta del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga como una necesidad inmediata. Por allá andaba también su gerente. Espero que nos traigan buenas noticias, porque ya conocimos que a Bogotá y a Medellín les fue bien o mejor dicho ya les había ido, porque recibieron cerca de 1.200 millones de dólares para el desarrollo de sus programas.

Y sea el momento de felicitar a los paisas así le cause escozor a algunos. Como colombiano me siento orgulloso porque Medellín también es Colombia. La ciudad se preparó a las mil maravillas, no solo en su presentación física, sino en su cultura ciudadana para este magno evento y tenía qué mostrar: sus parques, su impecable Metro, sus Cables Metro, sus bibliotecas en los barrios marginados, sus museos, su equipamiento, su arte. Pero lo más importante, el orgullo de su gente como inmejorables anfitriones, mostrando que Medellín no es la ciudad de las bombas y los traquetos; es una comunidad como lo es toda Colombia, encaminada en superar las grandes dificultades que nos aquejan. Que me perdone Crótatas si esto le genera algunos aullidos porque esté tan contento como colombiano.

Nuestros gobernantes ya conocían que no es difícil llegarle a tan importante organismo multilateral en busca de ayuda para emprender de verdad el cambio que todos estamos esperando; ahí hay platica para desarrollar el mejor Plan de Desarrollo de país como es el nuestro. De pronto es la hora de comentarle al Dr. Serpa una inquietud que ya he oído en varios círculos y es la de llevarle a la Mesa de Los Santos el agua que tanto se necesita. Ya hay una buena idea y es la de subir parte del río Manco a ella. Apostaría que Don Zoilo Santamaría podría morirse una vez más de la felicidad si viera su sueño realizado. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad