miércoles 18 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Ya llega la Navidad

También hay que pedirle a nuestros paisanos que andan en altos cargos del gobierno, como a nuestros parlamentarios... que se acuerden de esta tierrita
Escuchar este artículo

Y todo es alegría, hemos tenido la oportunidad de ver excelentes fuegos pirotécnicos, empezando con la celebración del aniversario del Colegio Cambrige, seguimos con la del Club Campestre y hace solo un par de días la de los centros comerciales la Florida, Caracolí y Cañaveral, este año fueron especiales, más de una mascota amaneció debajo de la cama.

Pero también es la época de pedirle al niño Dios los regalitos. Empezaría por pedirle al Congreso y al Gobierno, meter en cintura a los bancos en Colombia; estos todos los años muestran excelentes resultados, a costa de los pobres usuarios, no hay derecho que le cobren por preguntarle al dichoso banco: ¿cuánto tengo en mi cuenta? Si les piden que le devuelva alguito de su platica, también le llega la cuenta, a veces sale más cara la transferencia, que lo que ordena el usuario; y no se diga el costo de las tarjetas para utilizar el dinero plástico, mensualmente vale un montón por cada una, cualquier tos o estornudo cuesta honorarios. Cuando llegaron los españoles, les cayeron los colombianos para que no se tiraran el negocio. Niño Dios le ruego que les pongan freno.

También hay que pedirle a nuestros paisanos que andan en altos cargos del gobierno, como a nuestros parlamentarios, especialmente a uno que sale todos los días en los noticieros, que se acuerden de esta tierrita, aquí le están dilatando todas las decisiones para destrabar muchos proyectos, el principal proteger el agua que tenemos que beber, otro, el resolver por donde va el tramo de la vía a Barrancabermeja y cuidar que no nos vuelvan a dejar problema con el coluvión que tenemos en el trazado actual. Si de verdad se comprometieran con esta tierrita, lograrían que se ordenara ya la construcción de la otra calzada desde la represa de Hidrosogamoso en el tramo que va por detrás del coluvión y sale a la carretera a San Vicente, este debería ser un propósito del Dr. Mauricio y el Dr. Richard Aguilar.

Niño Dios no pedimos mucho, sabemos que otros ya están regodientos. Yo creo que si nos unimos en la rogativa nos irá bien.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad